Ir al contenido principal

Gavala


Juan Gavala y Laborde (1885-1977)

Juan Gavala y Laborde fue un distinguido ingeniero de minas y geólogo, muy vinculado al Puerto de Santa María, que trabajó fundamentalmente en la región andaluza, cartografiando varias hojas del Mapa Geológico de España a escala 1.50.000, entre ellas la nº 1.061, correspondiente a Cádiz, cuya explicación, publicada en 1959, lleva el singular título de La Geología de la Costa y Bahía de Cádiz y el poema "Ora Maritima", de Avieno.
El interés de Gavala por el el poema geográfico latino de Rufo Festo Avieno se remonta a poco antes de la guerra civil cuando se hallaba preparando la memoria de la hoja de Asperillo. En este tiempo tuvo conocimiento del libro de Adolf Schulten Tartessos. Contribución a la historia antigua de Eccidente (1924), en el que se citan varios pasajes de de la Ora Maritima referentes a la costa gaditana. A partir de entonces Gavala se propuso estudiar con detenimiento las correspondencias entre las descripciones de Avieno y las rasgos actuales del litotal de Cádiz.
De las 315 páginas de que consta la memoria explicativa de la hoja de Cádiz, 96 se dedican a la descripción geológica de los terrenos; y las 219 páginas restantes lo constituye un "Apéndice" con la edición corregida del poema de Avieno, la traducción al castellano del propio Gavala, así como las notas, comentarios y mapas. Entre las aportaciones más relevantes está la la localización geográfica del Lago Ligustino y la Isla Cartare, que según Gavala no sería una isla sino la parte de tierra comprendida entre los entre los estuarios del Guadalete y del Guadalquivir.  

Comentarios

  1. Gracias Jorge por traernos a Juan Gavala. Estos personajes que parecen olvidados y los rescatas, fuera de los que habitualmente ya leemos siempre.
    Algo conocía de él.

    Gracias

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Luis Romero

Luis Romero (Barcelona, 1916-2009)  a principios de los años cincuenta.

A Luis Romero -de quien este año se cumple el centenario de su nacimiento- le sorprendió la. concesión del Premio Eugenio Nadal de 1951 durante su estancia en Argentina. La Noria era su primera novela (antes había publicado un libro de poemas, Cuerda tensa, y otro de viajes, Tabernas) y describe un día de Barcelona a través de treinta y seis personajes, sin contar otros secundarios o menos relevantes. Ya en su día, Eugenio de Nora destacó la influencia técnica de La colmena de Camilo José Cela y de la traducción al castellano (por José Salas Subirat) de Ulises, de James Joyce. Ambas novelas, que habían sido publicadas en Argentina, estaban muy en boga. Yo añadiría otra posible influencia cinematográfica: La ronde (1950), de Max Ophüls, basada en la obra de Arthur Schnitzler.
La novela de Romero (reeditada recientemente por la editorial Comanegra) combina el realismo objetivista y el monólogo interior. Los personaje…

Café Peñalba, Oviedo

A aquellas horas, el café estaba completamente lleno. Se veía a los camareros pasar presurosos entre las mesas, llevando en alto las bandejas, cargadas de misteriosas mezclas rojas, lechosas, verdes, doradas, en las que destacaba intensamente la mancha amarilla cromo de una corteza de límón o el carmín de una guinda, que el barman, como un moderno alquimista, preparaba en su alegre laboratorio de botellas. Todos eran pálidos, fofos, y parecían llevar con un poco de cortedad sus smokings deslucidos, con las mangas brillantes por el uso, y el lazo de la corbata torcido, lacio, como un pájaro negro de alas caídas. Aquel café era una institución en la vieja ciudad y aquella hora del anochecer una de las más difíciles del servicio. Los ingenieros, los magistrados, los catedráticos de la Universidad y las gentes enriquecidas con el carbón y el hierro se reunían allí a merendar, y había que servirles escrupulosamente, procurando no cortar sus conversaciones al preguntarles qué deseaban o al…

Felicitación

Este blog desea a todos sus lectores lo mejor para el 2017.