Ir al contenido principal

Sterne

 Ilustración de Rowlandson para el A Sentimental Journey Through France and Italy, by Mr. Yorick
(Thomas Tegg, Londres, 1809) 


Anteayer, 24 de noviembre, se cumplieron trescientos años del nacimiento del escritor Laurence Sterne. Su nombre se halla asociado a dos obras capitales, Tristam Shandy y Viaje sentimental, ambas radicalmente innovadoras en el momento de su publicación. La primera es una novela excepcional tanto por su contenido como por su forma; la segunda es un delicioso relato con todo el encanto del siglo XVIII, por el que siento una debilidad especial. No me canso de leerla y siempre me sorprende con algo nuevo. Además, es de las pocas obras de las que tengo varias ediciones, en varios idiomas.
Sterne también escribió una brevíma autobiografía, titulada Memoirs of the Life and Familiy of the Late Rev. Mr. Laurence Sterne, Written by Himself, que suele venir, a modo de introducción, en algunos ediciones de sus obras. Son solo unas ocho o nueve páginas que Sterne quiso dejar a su hija Lidia, por si alguna vez sentía la curiosidad de conocer cosas sobre él y su familia. Los datos biográficos fueron completados después de su muerte, acaecida en Londres el 18 de marzo de 1768, en su alojamiento de Old Bond Street. Fue enterrado el 22 de dicho mes, en la parroquia de St. George, en Hanover Square. Tiempo después, dos hermanos masones inscribieron una lápida en la que, equivocadamente, se decía:

Near to this Place
Lies the Body of
The Reverend Laurence Sterne, A.M.
Died September 13th, 1768,
Aged 53 Years.
Ah! molliter ossa quiescant.
    

Comentarios

Entradas populares

Nuevo libro

"Este texto es la historia del reencuentro con un autor que me ha acompañado con intermitencias durante cincuenta años, y cuya vida, personalidad y obra literaria me resultan especialmente fascinantes. Pero no es solo eso. En cierta forma Prokosch también es el pretexto para hablar de escritura y libros. Del oficio de escritor. Del éxito y del fracaso. De críticas y rechazos. De realidad y ficción. Del azar. De máscaras. Esto es, de vida y literatura."


Cuando se apaga la luz

"Ningún hombre es listo cuando una mujer apaga la luz".

(Barry Sullivan en Mujer inteligente, 1948, de Edward A. Blatt. Guion de Alvah Bessie y otros).

Diálogo entre un tirano y un poeta en torno a la literatura

-Bueno, a ver, ¿qué haces?
-Perdona, Schiavón, estaba pensando en voz alta.
-No, si por mí, puedes seguir.
-Le daba vueltas a la retórica.
-¿...?
-Es que yo entiendo que la literatura -y creo que todo es literatura- se nutre de tres componentes que, por orden de importancia, son: la retórica, la sensibilidad y la inteligencia.
-Desmenuza, por favor.
-Entiendo por retórica el dominio del lenguaje; por sensibiliodad, la capacidad de sorprenderse y fabular; por inteligencia el saber ordenar lo escrito.
-Arnaldo..., me da la sensación de que todos los que habláis de literatura decís excactamente lo mismo.
-Siempre se dice lo mismo.
-Entonces, ¿por qué estamos perdiendo el tiempo?
-Tú no ganas ni pierdes el tiempo.
-Bueno, era una forma de expresarme.
-Exactamente..., como todo. La literatura es el catálogo de las formas de expresarse.
-Luego... ¿todas las obras dicen lo mismo?
-Se diferencian en el número de palabras que necesitan para decirlo y en el orden que se establece entre ellas.