Ir al contenido principal

Un poema de R. S. Thomas

R. S. Thomas (1913-2000)


LOS INVICTOS

Y el coraje dejará paso
a la desesperanza y la desesperanza
al sufrimiento y el sufrimiento
acabará con la muerte. Pero tú,
que no eres libre de elegir
tu dolor, puedes elegir
tu respuesta. Granjeros he
conocido, nacidos para sufrir
los males de su gente, desnudos y
barridos por la intemperie, ahogándose
con sus flemas; gastando todos sus recursos
para comprar a su hijo tísico
el oficio que su cuerpo
no podía sostener. Orgullosos han
vivido, viendo el espíritu,
con facetas de diamante, desmenuzarse
en la pequeña, dura, redonda y seca
piedra con la que la humanidad
se atragnata. Cuando ellos morían,
lo hacían con valentía, cerca de las
vigas martilleadas por la lluvia,
sin ninguna queja.

(R. S. Thomas, Later Poems, 1983. Traducción: J. O.)

Comentarios

  1. Un gran poeta, del que hay muy poco traducido. Que yo sepa, una breve antología en Trea y unos cuantos poemas repartidos por antologías de poesía inglesa. Y últimamente una versión al catalán.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo en lo que dices de R. S, Thomas. Por cierto que la edición en catalán está co-traducida por otro gran poeta: Joan Margarit.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. ¿Cual es el título original de este poema?
    Me gustaría leerlo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

El prisionero 6865

Este hombre con aspecto demacrado que ven aquí es Giovannino Guareschi (1908-1968). En nada se parece físicamente al sano y risueño Guareschi, autor de la famosa serie humorística de Don Camilo. La fotografía está tomada en 1944 en el Lager 333 de Sandbostel. Al día siguiente del armisticio entre Italia y el ejército aliado en septiembre de 1943, Guareschi, soldado del ejército italiano en Alejandría, no pudo impedir ser capturado por los alemanes y enviado a un campo de concentración en Polonia. Más tarde fue trasladado a Alemania, donde permanecería hasta el final de la guerra.
Guareschi narró sus padecimientos, sensaciones y penurias como el prisionero 6865 en Diario clandestino1943-1945 (1949), singular testimonio en el que la realidad más cruda, el humor, la tristeza y, pese a todo, el optimismo, se mezclan de forma conmovedora. Fue ideado y empezado a redactar durante el internamiento en Polonia. Muchos de sus reflexiones e historias fueron leídas por el propio Guareschi a sus …