Ir al contenido principal

Una cápsula del tiempo

"Santa Eufemia.- Familia albergada en una barraca construída con materiales extraídos de las ruinas y de tan reducidas dimensiones, que ni siquiera puede contener el miserable mobiliario de sus moradores." (De una fotografía de Carlos Trampus. La Ilustración Artística, nº 1.416, 1909)

Entresaco de un montón de viejos ejemplares de La Ilustración Artística un número al azar. El 1.416, de 15 de febrero de 1909. En la portada una reproducción de "El pan nuestro", óleo original de Luis Masriera. En páginas interiores: "La vida contemporánea", por la condesa de Pardo Bazán; "Ultimo amor", cuento de Pedro Pourrot (con dibujo de Mas y Fodevila); necrológica de "Cátulo Mendes":

Una muerte trágica ha arrebatado a ese poeta ilustre, una de las más eminentes figuras de la literatura francesa contemporánea. En la madrugada del 8 de este mes fue hallado su cadáver, horriblemente destrozado, en el túnel de Saint Germain, en los alrededores de París. El poeta había pasado el día en la capital, y en el tren de media noche regresaba a la quinta que en aquel pueblo habitaba. Supónese que Mendes se quedó dormido, y en un momento en que el tren iba muy despacio, despertóse de pronto, creyó que había llegado a la estación y se dispuso a bajar , en el preciso instante en que el convoy entraba en el túnel, contra cuya pared debió estrellarse...

Sigue: "La vida actual en las costas de Calabria (de fotografías de Carlos Trampus); "Ladrón de amor", continuación de la novela original de Marc Mario (ilustraciones de Sardá); "Megaspelión: El monasterio más famoso de Grecia", por A. E. Johnson.
Anuncios: Jarabe Delabarre (facilita la salida de los dientes); Vino Aroud (el más poderoso regenerador); Remedio de Abisinia Exibard (catarro-asma-opresión); Leche Antefélica o Leche Candés (pureza del cutis); Pilules Blanchard (al ioduro de hierro inalterable); Agua Léchelle hemostática (contra flujos, apocamientos, anemia, esputos de sangre...): Papel Wlinski (soberano remedio para la rápida curación de afecciones del pecho, bronquitis, romadizos, reumatismo...). Etc.

Comentarios

Entradas populares

Nuevo libro

"Este texto es la historia del reencuentro con un autor que me ha acompañado con intermitencias durante cincuenta años, y cuya vida, personalidad y obra literaria me resultan especialmente fascinantes. Pero no es solo eso. En cierta forma Prokosch también es el pretexto para hablar de escritura y libros. Del oficio de escritor. Del éxito y del fracaso. De críticas y rechazos. De realidad y ficción. Del azar. De máscaras. Esto es, de vida y literatura."


Mayo del 68: Una visión

"Estoy convencido de que de no haber sido bueno el tiempo reinante durante el mes de mayo, la revolución no se hubiera podido hacer. Quizás se hubiera reducido a unas cuantas escaramuzas. La lluvia y el frío suelen atenuar los ánimos revolucionarios más que ninguna otra cosa. Sé que esto podrá resultar cínico, pero yo creo que es verdad. La policía de París también compartía mi opinión.  Tengo entendido que los oficiales de la Prefectura se reunían todos los días para estar al corriente de los boletines meteorológicos." Quien así habla es el periodista Jack Hartley, narrador y uno de los protagonistas de la novela El alegre mes de mayo (1971), del escritor estadounidense James Jones.
No es el famoso autor de novelas como De aquí a la eternidad o Como un torrente un nombre que se suela asociar a los hechos de mayo de 1968. No obstante, fue uno de los pocos escritores norteamericanos que, a poco de suceder los hechos, decidió novelarlos. (Otro autor fue su compatriota Frank Y…

Diálogo entre un tirano y un poeta en torno a la literatura

-Bueno, a ver, ¿qué haces?
-Perdona, Schiavón, estaba pensando en voz alta.
-No, si por mí, puedes seguir.
-Le daba vueltas a la retórica.
-¿...?
-Es que yo entiendo que la literatura -y creo que todo es literatura- se nutre de tres componentes que, por orden de importancia, son: la retórica, la sensibilidad y la inteligencia.
-Desmenuza, por favor.
-Entiendo por retórica el dominio del lenguaje; por sensibiliodad, la capacidad de sorprenderse y fabular; por inteligencia el saber ordenar lo escrito.
-Arnaldo..., me da la sensación de que todos los que habláis de literatura decís excactamente lo mismo.
-Siempre se dice lo mismo.
-Entonces, ¿por qué estamos perdiendo el tiempo?
-Tú no ganas ni pierdes el tiempo.
-Bueno, era una forma de expresarme.
-Exactamente..., como todo. La literatura es el catálogo de las formas de expresarse.
-Luego... ¿todas las obras dicen lo mismo?
-Se diferencian en el número de palabras que necesitan para decirlo y en el orden que se establece entre ellas.