Ir al contenido principal

"La flauta mágica": conexiones geológicas (I)


Ignaz von Born (1742-1791)

Es sobradamente conocido el trasfondo masónico de la ópera de W. A. Mozart La flauta mágica, estrenada en Viena en 1791, no así sus conexiones geológicas (vid. A. Whittaker, Terra Nova, vol.3, 1991). Una de las logias vienesas de aquella época, la Zur wahren Eintracht (Concordia Verdadera) contaba entre sus más eminentes miembros con el naturalista Ignaz von Born, quien había apadrinado a Mozart en su ingreso en la masonería. Ya en su momento se comentó que el personaje de Sarastro de dicha ópera había sido modelado según la personalidad de von Born.
Nacido en el distrito de Kapnis, en Transilvania, Ignaz von Born estudió geología y mineralogía en la universidad de Praga y visitó diversos distritos mineros europeos. Fruto de estos viajes es la correspondencia mantenida con su amigo J.J. Ferber, publicada en 1774 y posteriormente traducida al inglés por Rudolph Erich Raspe, creador del personaje literario Barón de Munchausen.  
Von Born publicó un Index Fossilium, en dos volúmenes, que constituye un catálogo de su  colección de minerales; así como Lithophylacium Bornianum, igualmente de carácter geológico. Mejoró aspectos tecnológicos de la extracción de metales e introdujo un nuevo método de amalgamación. Fue miembro de varias sociedades científicas, entre ellas la Royal Society de Londres. Escribió también panfletos satíricos, siendo el más conocido, por su carácter anticlerical, la Monachologia, una "historia natural" de los monasterios. En el marco de la logia vienesa, von Born propició los estudios científicos y escribió un ensayo "Sobre los misterios de los egipcios", de particular interés, por su simbología, en el contexto hermético de La flauta mágica.Von Born falleció unos meses antes del estreno de la ópera. 

Comentarios

Entradas populares

Finales felices

Brad Pitt: "¿Crees que esta historia tendrá un final feliz?"
Angelina Jolie: "Los finales felices son historias sin acabar."

(Sr. y Sra. Smith, 2005, de Doug Liman. Guion de Simon Kinberg).

Presente continuo

Para una historia de la literatura, el único criterio de valor debe ser el presente, quiero decir, lo que justifica históricamente a un escritor no es su permanencia en el aire de los tiempos sino que su realidad es una especie de presente continuo que lo hace contemporáneo en algunas épocas y lo oscurece en otras. Porque para nadie, en ningún tuempo, hay valores absolutos.

(Ricardo Piglia, Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación, Anagrana, 2015).

Luis Romero

Luis Romero (Barcelona, 1916-2009)  a principios de los años cincuenta.

A Luis Romero -de quien este año se cumple el centenario de su nacimiento- le sorprendió la. concesión del Premio Eugenio Nadal de 1951 durante su estancia en Argentina. La Noria era su primera novela (antes había publicado un libro de poemas, Cuerda tensa, y otro de viajes, Tabernas) y describe un día de Barcelona a través de treinta y seis personajes, sin contar otros secundarios o menos relevantes. Ya en su día, Eugenio de Nora destacó la influencia técnica de La colmena de Camilo José Cela y de la traducción al castellano (por José Salas Subirat) de Ulises, de James Joyce. Ambas novelas, que habían sido publicadas en Argentina, estaban muy en boga. Yo añadiría otra posible influencia cinematográfica: La ronde (1950), de Max Ophüls, basada en la obra de Arthur Schnitzler.
La novela de Romero (reeditada recientemente por la editorial Comanegra) combina el realismo objetivista y el monólogo interior. Los personaje…