Ir al contenido principal

Extraño animalillo

La Beatus libido major, según José Luis Posada

BEATA TOZUDA
Beatus libido major

Nacido en al-Andalus, a finales del siglo XII, Mose Ben Rusd, más conocido universalmente como Mairroes, fue el primer naturalista que reparó en estas inauditas criaturas con rostros de beatas, expresión reconcentrada y vuelo hipnotizante. Luego de dudar por una década, Mairroes terminó por clasificarlas en la clase Insecta, a pesar de que carecían por completo de los tres clásicos pares de patas. El sabio, mediante pacientes y agudas observaciones, determinó el tamaño: "Más grandes que algunos comejenes y más pequeñas que algunas mariposas no muy grandes", determinó los hábitos alimenticios: "Liban néctar de flores y hasta sangre de ganado equino y porcino", y observó el alegre revoloteo en primavera (la insectología se encontraba apenas en formación como rama de la biología) y díjose: "O se resignan a ser insectos o las pongo en el orden Insectívora a convivir con topos, musarañas y almiquíes". La Beatus libido major y la Beatus indiferentis minimum carecían de opiniones y todo quedó tal como lo planteó Mairroes, quien pecaba de cascarrabias y ostentaba además el aval de ser estudioso de Aristóteles y Maimónides (...)
Desgraciadamente las Beatus no llegaron hasta nuestros días, pues en siglos posteriores al XII, fueron a parar, de manera entre azarosa y obligada, y por millones, a las continuas hogueras que levantaba la Inquisición para disciplinar la epidemia de tozudos herejes. Cómo y de qué forma la sobreabundancia de disidentes del pensamiento religioso prevaleciente y la recua de los incendios públicos, coincidieron con el revoloteo de las inocentes Beatus, es un fenómeno historicoecológico que alguna ciencia diagonal deberá examinar en el futuro...

(José Luis Posada y Félix Guerra, Criaturas insólitas o desaparecidas, Trama Editorial, 1998)

Comentarios

  1. Hola José,
    felicidades por tu blog.

    Hay una fotografía que aparece en tu blog y que me gustaría utilizar para un artículo que estoy escribiendo sobre la zona de Escudellers. No tengo otra manera de contactar contigo que esta. Quería pedirte tu permiso.

    Te dejo aquí mi contacto y te explico:

    coldturkeynovela@yahoo.es


    Muchas gracias.
    Encarna Castillo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Finales felices

Brad Pitt: "¿Crees que esta historia tendrá un final feliz?"
Angelina Jolie: "Los finales felices son historias sin acabar."

(Sr. y Sra. Smith, 2005, de Doug Liman. Guion de Simon Kinberg).

Presente continuo

Para una historia de la literatura, el único criterio de valor debe ser el presente, quiero decir, lo que justifica históricamente a un escritor no es su permanencia en el aire de los tiempos sino que su realidad es una especie de presente continuo que lo hace contemporáneo en algunas épocas y lo oscurece en otras. Porque para nadie, en ningún tuempo, hay valores absolutos.

(Ricardo Piglia, Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación, Anagrana, 2015).

Luis Romero

Luis Romero (Barcelona, 1916-2009)  a principios de los años cincuenta.

A Luis Romero -de quien este año se cumple el centenario de su nacimiento- le sorprendió la. concesión del Premio Eugenio Nadal de 1951 durante su estancia en Argentina. La Noria era su primera novela (antes había publicado un libro de poemas, Cuerda tensa, y otro de viajes, Tabernas) y describe un día de Barcelona a través de treinta y seis personajes, sin contar otros secundarios o menos relevantes. Ya en su día, Eugenio de Nora destacó la influencia técnica de La colmena de Camilo José Cela y de la traducción al castellano (por José Salas Subirat) de Ulises, de James Joyce. Ambas novelas, que habían sido publicadas en Argentina, estaban muy en boga. Yo añadiría otra posible influencia cinematográfica: La ronde (1950), de Max Ophüls, basada en la obra de Arthur Schnitzler.
La novela de Romero (reeditada recientemente por la editorial Comanegra) combina el realismo objetivista y el monólogo interior. Los personaje…