Ir al contenido principal

Wegener en España

Vicente Inglada Ors (1879-1949)

La primera noticia que se tiene en España de la teoría de la deriva continental de Alfred Wegener es un artículo, aparecido en 1922 en la revista Ibérica, titulado "Los continentes a la deriva", del que es autor Lucas Fernández Navarro (1869-1930), catedrático de Cristalografía y Mineralogía de la Universidad de Madrid. Al año siguiente aparecería en la Revista de Occidente el artículo "La génesis de los continentes y los mares, según la teoría de Wegener", firmado por el geógrafo Juan Dantín Cereceda (1881-1943).
En 1922 se había publicado la tercera edición alemana de la obra de Alfred Wegener Die Entstehung der Kontinente und Ozeane, que ampliaba las dos primeras de 1915 y 1920, si bien la idea germinal había sido expuesta en 1912 en una reunión de la Sociedad Geológica Alemana. Es esta la edición que, con el título El origen de los continentes y océanos, fue traducida al castellano por Inglada Ors y publicada en 1924 por la Editorial Revista de Occidente.
El alicantino Vicente Inglada Ors fue Teniente Coronel de Estado Mayor e Ingeniero Geógrafo, profesor de Astronomía y Geodesia en la Escuela Superior de Guerra y Director de la Estación Central Sismológica de Toledo. Miembro de la Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de Madrid, y socio de la Real Sociedad Española de Historia Natural, es autor de varias publicaciones como La corteza terrestre (1923), La sismología. Sus métodos (1923), La prospección sísmica en España (1930), estudios sobre los terremotos del Bajo Segura de 1919 y el megasismo japonés de 1923, y sobre el cálculo de la profundidad del foco sísmico. Fue además un notable esperantista, autor de manuales como el Curso práctico de esperanto y el Vocabulario esperanto-español.

Comentarios

Entradas populares

Finales felices

Brad Pitt: "¿Crees que esta historia tendrá un final feliz?"
Angelina Jolie: "Los finales felices son historias sin acabar."

(Sr. y Sra. Smith, 2005, de Doug Liman. Guion de Simon Kinberg).

Presente continuo

Para una historia de la literatura, el único criterio de valor debe ser el presente, quiero decir, lo que justifica históricamente a un escritor no es su permanencia en el aire de los tiempos sino que su realidad es una especie de presente continuo que lo hace contemporáneo en algunas épocas y lo oscurece en otras. Porque para nadie, en ningún tuempo, hay valores absolutos.

(Ricardo Piglia, Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación, Anagrana, 2015).

Luis Romero

Luis Romero (Barcelona, 1916-2009)  a principios de los años cincuenta.

A Luis Romero -de quien este año se cumple el centenario de su nacimiento- le sorprendió la. concesión del Premio Eugenio Nadal de 1951 durante su estancia en Argentina. La Noria era su primera novela (antes había publicado un libro de poemas, Cuerda tensa, y otro de viajes, Tabernas) y describe un día de Barcelona a través de treinta y seis personajes, sin contar otros secundarios o menos relevantes. Ya en su día, Eugenio de Nora destacó la influencia técnica de La colmena de Camilo José Cela y de la traducción al castellano (por José Salas Subirat) de Ulises, de James Joyce. Ambas novelas, que habían sido publicadas en Argentina, estaban muy en boga. Yo añadiría otra posible influencia cinematográfica: La ronde (1950), de Max Ophüls, basada en la obra de Arthur Schnitzler.
La novela de Romero (reeditada recientemente por la editorial Comanegra) combina el realismo objetivista y el monólogo interior. Los personaje…