Ir al contenido principal

Exposición sobre Rizal


En Madrid, en la Biblioteca Nacional, se celebra estos días, además de la magna exposición conmemorativa de los 300 años de su creación, otra exposición más modesta, pero no menos interesante, bajo el título "Entre España y Filipinas: José Rizal, escritor".
José Rizal (1861-1896) es uno de los grandes prohombres de Filipinas y una de las figuras más carismáticas de su historia. Ilustrado y humanista, licenciado en Medicina y Filosofía y Letras, médico oftalmólogo, su dimensión política y social ha oscurecido su labor literaria. Como escritor Rizal escribió en lengua española artículos periodísticos, ensayos, diarios, poesías y dos novelas fundamentales: Noli me tangere (Berlín, 1886) y El filibusterismo (Gante, 1891), que le valieron el sobrenombre de Galdós de los trópicos.
En el 150 aniversario de su nacimiento, dicha exposición, organizada por la Dirección de Relaciones Culturales y Científicas (AECID, MAEC) y la Biblioteca Nacional de España, y de la que es comisaria María Dolores Elizalde, quiere rendir homenaje a su faceta de escritor. En el catálogo de la exposición se incluyen varios estudios críticos de especialistas que desmontan tópicos sobre su obra, profundizan en ella y permiten valorarla en su justa medida, insertándola dentro del ambiente intelectual de finales del siglo XIX en la antigua colonia española.

Comentarios

  1. Hace años me dediqué a buscar información sobre José Rizal, me picó la curiosidad porque a menudo pasaba por la calle que lleva su nombre -entre Els Jardinets de Gràcia y Via Augusta-y quise saber de él y de sus méritos. Y sí, un personaje muy interesante que merece un viaje a Madrid.

    ResponderEliminar
  2. En una casa de esta calle barcelonesa del Dr. Rizal viví yo varios años y todavía voy a ella cuando estoy en Barcelona. Qué casualidades, ¿no? Por cierto, no sé si recordará que la placa que había antes tenía datos erróneos, como decir que Calamba (el pueblo donde nació Rizal) estaba en la isla de Negros, cuando está en Luzón; y también estaba equivocada la fecha de su muerte, que creo venía como 1897. Hace unos años cambiaron la placa y ahora los datos son correctos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un milagro de san Salvador de Horta

"Dos casados vizcaínos traxeron desde aquel reino a Horta una hija, que era sorda y muda de nacimiento; y poniéndola a los pies del venerable Fray Salvador, les dixo que estuviesen ocho días en la Iglesia orando a Nuestra Señora, y que después hablaría la muchacha. Pasados quatro días habló, pero en lengua catalana, conformándose con el idioma del territorio en que estaba. Entonces viendo hablar a la muda gritaron todos: Milagro, milagro. Pero sus padres como no entendían aquella lengua estaban descontentos, y levantando la voz decían que ellos no querían, ni pedían, que hablase su hija lengua catalana, sino vizcaína; y fueron a Fray Salvador, que le quitase la lengua catalana y le diese la vizcaína. Él les respondió: Vosotros proseguid la oración de los ocho días, que yo también continuaré la mía. Y cumplidos los ocho días, delante de los muchos que concurrieron a ver la novedad, dixo: Amigo, la Virgen Santísima quiere que la niña hable catalán mientras esté en el reino de Catal…

Un poema de Muntañola

La noche es un árbol turbio que se enrreda en el árbol, es antracita antigua quemando la luz, es la piel más arcana del aire. El árbol lo sabe. Él bebe la noche.

(Esther Muntañola, Árbol. Ediciones Tigre de Papel, 2018).

De Anaïs Nin a Nicolás Guillén, con un interludio musical.

En los diarios tempranos de Anaïs Nin, escritos en los años veinte, el apellido Madriguera aparece en varias ocasiones. Paquita y Enric Madriguera eran dos hermanos catalanes, músicos precoces y amigos del compositor hispanocubano Joaquín Nin Castellanos, padre de Anaïs y de Joaquín Nin-Culmell, compositor como su padre. Ambos se alojaron en varias ocasiones en casa de Anaïs. Paquita fue una reconocida pianista, que más tarde se casaría con el guitarrista Andrés Segovia. Enric era violinista y tras empezar una prometedora carrera como intérprete clásico, al llegar Estados Unidos se pasó a la música moderna con gran éxito. Al frente de su banda se hizo famoso como compositor de canciones y bailables de ritmos latinoamericanos, compitiendo en este ámbito con su compatriota Xavier Cugat. El figuerense había empezado su carrera profesional en La Habana, donde se había criado y formado también como violinista.
Una de las canciones más recordadas de Enric Madriguera es "Adiós", co…