Ir al contenido principal

Exposición sobre Rizal


En Madrid, en la Biblioteca Nacional, se celebra estos días, además de la magna exposición conmemorativa de los 300 años de su creación, otra exposición más modesta, pero no menos interesante, bajo el título "Entre España y Filipinas: José Rizal, escritor".
José Rizal (1861-1896) es uno de los grandes prohombres de Filipinas y una de las figuras más carismáticas de su historia. Ilustrado y humanista, licenciado en Medicina y Filosofía y Letras, médico oftalmólogo, su dimensión política y social ha oscurecido su labor literaria. Como escritor Rizal escribió en lengua española artículos periodísticos, ensayos, diarios, poesías y dos novelas fundamentales: Noli me tangere (Berlín, 1886) y El filibusterismo (Gante, 1891), que le valieron el sobrenombre de Galdós de los trópicos.
En el 150 aniversario de su nacimiento, dicha exposición, organizada por la Dirección de Relaciones Culturales y Científicas (AECID, MAEC) y la Biblioteca Nacional de España, y de la que es comisaria María Dolores Elizalde, quiere rendir homenaje a su faceta de escritor. En el catálogo de la exposición se incluyen varios estudios críticos de especialistas que desmontan tópicos sobre su obra, profundizan en ella y permiten valorarla en su justa medida, insertándola dentro del ambiente intelectual de finales del siglo XIX en la antigua colonia española.

Comentarios

  1. Hace años me dediqué a buscar información sobre José Rizal, me picó la curiosidad porque a menudo pasaba por la calle que lleva su nombre -entre Els Jardinets de Gràcia y Via Augusta-y quise saber de él y de sus méritos. Y sí, un personaje muy interesante que merece un viaje a Madrid.

    ResponderEliminar
  2. En una casa de esta calle barcelonesa del Dr. Rizal viví yo varios años y todavía voy a ella cuando estoy en Barcelona. Qué casualidades, ¿no? Por cierto, no sé si recordará que la placa que había antes tenía datos erróneos, como decir que Calamba (el pueblo donde nació Rizal) estaba en la isla de Negros, cuando está en Luzón; y también estaba equivocada la fecha de su muerte, que creo venía como 1897. Hace unos años cambiaron la placa y ahora los datos son correctos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un poema de Pizarnik

OJOS PRIMITIVOS

     En donde el miedo no cuenta cuentos y poemas, no forma figuras de terror y de gloria.

     Vacío gris es mi nombre, mi pronombre.

     Conozco la gama de los miedos y ese comenzar a cantar despacito en el desfiladero que reconduce hacia mi desconocida que soy, mi emigrante de sí.

     Escribo contra el miedo. Contra el viento con garras que se aloja en mi respiración.

     Y cuando por la mañana temes encontrarte muerta (y que no haya más imágenes): el silencio de la comprensión, el silencio del mero estar, en esto se van los años, en esto se fue la bella alegría animal.

(Alejandra Pizarnik, Nombres y figuras, Picazo, Barcelona, 1969).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).