Ir al contenido principal

Mark Twain

Mark Twain (1835-1910)

Al igual que otros escritores que pasaron por Hawai -Hermann Melville, Robert L. Stevenson, Jack London...- Mark Twain quedó fascinado por el paisaje volcánico de las islas. En 1866, a la vista del borboteante volcán Kilauea exclamó: "¡Aquí hay motivo para hacer trabajar la imaginación!"
En varios de sus papeles incorpora Twain léxico geológico (le gustaban mucho las expresiones "Old Oolitic Silurian" y "Old Red Sandstone") y también se interesó por la escala del tiempo geológico y la edad de la Tierra. Al principio Twain era escéptico con los geólogos y el empleo de la cronología de las eras geológicas, pero a partir de 1884 su visión de estos problemas cambió.
Así, en el ensayo de 1903 "¿Se hizo el mundo para el hombre?" (generalmente incluido en el libro póstumo Cartas desde la Tierra),Twain hace referencia a Lyell y respalda la edad asignada a la Tierra por lord Kelvin, cifrada en unos 100 millones de años; hipótesis a la que se oponía la mayoría de geólogos, que propugnaba una edad mucho mayor. Para Twain, sin embargo, la edad propuesta por el físico inglés ya le parecía mucha. Con su habitual ironía escribe: "De acuerdo con estas cifras (de Kelvin) se tardaron 99.968.000 años en preparar el mundo para la llegada del hombre, a pesar de lo impaciente que, sin duda, debía sentiorse el Creador por verle y admirarle. Pero una empresa de esta magnitud debe llevarse a cabo cautelosa, meticulosa, lógicamente."
Más adelante nos brinda Twain una brillante imagen de la duración de la presencia humana sobre el planetaTierra. "Si la torre Eiffel representara la edad de la Tierra, la capa de pintura de la pequeña bola que la remata supondría la participación humana en esa porción de tiempo; y todo el mundo percibiría de inmediato que la torre se había construido para esa capa de pintura. Supongo que así sería; no sé."

Comentarios

  1. Gran escritor, me encantan sus escrituras, su forma de expresarse.. recomiendo sus libros!

    ResponderEliminar
  2. Increible hombre, no solo escritor.

    ResponderEliminar
  3. Para conocerle más nada mejor que leer su Autobiografía.

    ResponderEliminar
  4. La vida trató de forma terrible a Samuel Clemens cuando ya era el famoso Mark Twain, para regocijo de los inquietos por sus sátiras contra lo establecido (en especial la religión).
    Tal vez debería haberse enamorado más de los paisajes volcánicos en sus viajes, y quedarse.
    Aunque así no nos habría dejado toda esa obra genial final llena de desencanto y certeza.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un milagro de san Salvador de Horta

"Dos casados vizcaínos traxeron desde aquel reino a Horta una hija, que era sorda y muda de nacimiento; y poniéndola a los pies del venerable Fray Salvador, les dixo que estuviesen ocho días en la Iglesia orando a Nuestra Señora, y que después hablaría la muchacha. Pasados quatro días habló, pero en lengua catalana, conformándose con el idioma del territorio en que estaba. Entonces viendo hablar a la muda gritaron todos: Milagro , milagro . Pero sus padres como no entendían aquella lengua estaban descontentos, y levantando la voz decían que ellos no querían, ni pedían, que hablase su hija lengua catalana, sino vizcaína; y fueron a Fray Salvador, que le quitase la lengua catalana y le diese la vizcaína. Él les respondió: Vosotros proseguid la oración de los ocho días, que yo también continuaré la mía . Y cumplidos los ocho días, delante de los muchos que concurrieron a ver la novedad, dixo: Amigo, la Virgen Santísima quiere que la niña hable catalán mientras esté en el reino de Cat

Camarero, ¿el ticket verde, por favor?

Sortear cosas es una de las formas de publicidad más antiguas. Pasan los años, cambia la sociedad, pero siguen las rifas. A mediados de los años cincuenta la Casa Caballero, dedicada a la fabricación de bebidas alcohólicas, entre ellas el popular DECANO ("Caballero... ¡qué coñac!"), ofreció siete grandes sorteos trimestrales en los que se se premiaron a los ganadores con 21 coches Renault, 21 Vespas y 105 carteras con dinero. Para dar publicidad a los sorteos se pusieron anuncios en periódicos y revistas y se enviaron tarjetas postales a domicilio. Y este era el reverso de una de estas postales en la que se indicaban las condiciones para participar en el sorteo. Nada de particular, solo que... ¿Qué clase de brebaje sería el "Licor ÑAÑAMBRUK" ¿Alguien lo recuerda? Más aún, ¿alguien lo llegó a probar?     

La duquesa, el francés y el orangután

En 1798 el rey Carlos IV decide nombrar a Pedro Alcántara Téllez-Girón, IX duque de Osuna,  embajador de España en Austria. Tras meses de preparativos, el duque parte de Madrid el 26 de enero de 1799 con su esposa, María Josefa Alonso Pimentel, XII condesa-duquesa de Benavente, y su numeroso séquito. El paso por Francia resulta azaroso, cuando no arriesgado, debido a la situación anárquica que vive el país vecino en aquellos días. En París se hospedan en el palacio de los duques del Infantado, en la calle de Florentin. Allí residirán casi un año, a la espera de poder proseguir el viaje hasta Viena. Pero ante las complicaciones de su misión y la cada vez más escasas posibilidades de llegar a su destino, el duque pide regresar a España. Tras recorrer los mismos malos caminos y malas posadas que en la ida, llegan a Madrid el 7 de enero de 1800. Entre las numerosas personas que los duques de Osuna tuvieron la oportunidad de tratar en aquel París bullicioso y abigarrado del Directori