Ir al contenido principal

¡Ya a la venta!


Ya está en las librerías mi última novela, El fuego y las cenizas, publicada por la editorial Pez de Plata. Las ilustraciones son de Enrique Oria.
Para más información sobre la misma trancribo el texto de la contraportada:

"1941. Tras el bombardeo de Pearl Harbor, las tropas japonesas desembarcan en Filipinas ocupando la ciudad de Manila. Durante la Segunda Guerra Mundial la capital se convertirá en el campo de batalla que enfrentará a los americanos con el imperio nipón y que culminará, en 1945, con el fin de la ocupación japonesa. Pero no a cualquier precio. Miles de muertos de ambos bandos, una ciudad devastada por el fuego de los bombardeos y la sangrienta masacre civil dan testimonio de la implacable brutalidad de la guerra.
Con este trasfondo histórico Jorge Ordaz nos presenta una intriga, a modo de thriller de espionaje internacional, en la que la realidad y la ficción conviven en feroz disputa. Intrigas y luchas por el poder, dobles espías, asesinos a sueldo y empresarios sin escrúpulos participan en un juego de máscaras e identidades en el que nadie puede fiarse de nadie. Una trama que marcará a fuego la existencia de unos personajes dominados por la violencia y el afán de supervivencia. José Alfonso Ximénez de Gardoqui, Rummy Cumplido, Kate Ferguson o Gloria Calisig son, entre otros, parte fundamental de una historia despiadada y sincera, relatada con la mayor crudeza. Una historia de cuyo desenlace dependerán sus vidas."

Comentarios

  1. Buena noticia. Será leída, of course. Promete mucho.
    Enhorabuena y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Felicitaciones por la publicación.
    Le echaremos el diente (nunca retorcido).
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena, una historia con poderío para olvidar esta primavera tormentosa.

    ResponderEliminar
  4. Intentaré hacerme con la novela lo antes posible.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Se agradece vuestro interés y espero que su lectura no es defraude.

    ResponderEliminar
  6. Yo ya la estoy leyendo y me parece muy interesante y entretenida!!! Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  7. Pues gracias, Airin. Al final ya me dirás qué te ha parecido.

    ResponderEliminar
  8. Yo esperaré a que me venga una copia volando...

    ResponderEliminar
  9. Enhorabuena. Hoy mismo vi el libro en la Casa del Libro de Valencia. Está muy bien editado y tiene unas ilustraciones que me han gustado mucho. Pronto lo traeré a casa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Gracias, Miguel. Ya veo que la distribución del libro funciona.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. ¡Enhorabuena, Jorge! Corro a comprar las entradas y pillo butaca de fila 7 para leerla.

    ResponderEliminar
  12. Gracias por tu prisa en leer la novela.
    (Y suerte en tu nueva andadura en La Voz de Asturias).

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Cuando se apaga la luz

"Ningún hombre es listo cuando una mujer apaga la luz".

(Barry Sullivan en Mujer inteligente, 1948, de Edward A. Blatt. Guion de Alvah Bessie y otros).

Incierta Fritillaria

La historia de la Fritillaria en Gran Bretaña es igualmnente incierta. Es seguro que se cultivaba allí en 1597, y posiblemente hacia 1578 (en realidad los nombrs de esta planta no se fijaron tan pronto, y a veces no está claro de qué planta se habla). Por otro lado, el primer registro de la planta en el mundo natural data de 1736, y hasta eso es anómalo, nadie afirma haber vuelto a verla hasta 1776, una fecha muy tardía para una nativa británica auténtica, sobre todo para una tan llamativa, inconfundible y atractiva. En otras palabras, quien considere nativa la Fritillaria deberá reconocer que las distintas generaciones de botánicos de los siglos XVII y XVIII se pusieron de acuerdo para no mencionarla en absoluto, una confabuilación solo comparable a la de la NASA cuando simuló los aterrizajes de estadounidenses en la Luna, supuestamente en los días que les quedaban libres en la tarea de vigilar los artefactos alienígenas de Roswell.

(Ken Thompson, ¿De dónde son los camellos? Creencia…

Un bizarro y efímero fenómeno

La afición de Faulkner por la aviación fue muy temprana. En julio de 1918 partió hacia Toronto para alistarse como piloto cadete en la rama canadiense de la Royal Air Force. Sin embargo el armisticio llegó sin haber concluido el entrenamiento, lo que no le impidió que regresara a su casa de Oxford con uniforme y contando baladronadas acerca de su participación en combates aéreos en los cielos de Alemania. En los años treinta su afición a los aviones se reforzó. Consiguió una licencia de piloto y se compró  un aeroplano de cabina Waco, participando en varias exhibiciones aéreas.
En febrero de 1934 asistió a la ceremonia de inauguración del aeropuerto Sushan, en Nueva Orleans. La experiencioa vivida durante este viaje forma parte del material utilizado para escribir Pylon, publicada en marzo del año siguiente, poco antes de que muriera en accidente aéreo su hermano menor Dean, piloto acrobático.
Pylon es una obra menor dentro de la producción novelística de Faulkner, pero solo en términ…