Ir al contenido principal

¡Ya a la venta!


Ya está en las librerías mi última novela, El fuego y las cenizas, publicada por la editorial Pez de Plata. Las ilustraciones son de Enrique Oria.
Para más información sobre la misma trancribo el texto de la contraportada:

"1941. Tras el bombardeo de Pearl Harbor, las tropas japonesas desembarcan en Filipinas ocupando la ciudad de Manila. Durante la Segunda Guerra Mundial la capital se convertirá en el campo de batalla que enfrentará a los americanos con el imperio nipón y que culminará, en 1945, con el fin de la ocupación japonesa. Pero no a cualquier precio. Miles de muertos de ambos bandos, una ciudad devastada por el fuego de los bombardeos y la sangrienta masacre civil dan testimonio de la implacable brutalidad de la guerra.
Con este trasfondo histórico Jorge Ordaz nos presenta una intriga, a modo de thriller de espionaje internacional, en la que la realidad y la ficción conviven en feroz disputa. Intrigas y luchas por el poder, dobles espías, asesinos a sueldo y empresarios sin escrúpulos participan en un juego de máscaras e identidades en el que nadie puede fiarse de nadie. Una trama que marcará a fuego la existencia de unos personajes dominados por la violencia y el afán de supervivencia. José Alfonso Ximénez de Gardoqui, Rummy Cumplido, Kate Ferguson o Gloria Calisig son, entre otros, parte fundamental de una historia despiadada y sincera, relatada con la mayor crudeza. Una historia de cuyo desenlace dependerán sus vidas."

Comentarios

  1. Buena noticia. Será leída, of course. Promete mucho.
    Enhorabuena y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Felicitaciones por la publicación.
    Le echaremos el diente (nunca retorcido).
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena, una historia con poderío para olvidar esta primavera tormentosa.

    ResponderEliminar
  4. Intentaré hacerme con la novela lo antes posible.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Se agradece vuestro interés y espero que su lectura no es defraude.

    ResponderEliminar
  6. Yo ya la estoy leyendo y me parece muy interesante y entretenida!!! Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  7. Pues gracias, Airin. Al final ya me dirás qué te ha parecido.

    ResponderEliminar
  8. Yo esperaré a que me venga una copia volando...

    ResponderEliminar
  9. Enhorabuena. Hoy mismo vi el libro en la Casa del Libro de Valencia. Está muy bien editado y tiene unas ilustraciones que me han gustado mucho. Pronto lo traeré a casa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Gracias, Miguel. Ya veo que la distribución del libro funciona.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. ¡Enhorabuena, Jorge! Corro a comprar las entradas y pillo butaca de fila 7 para leerla.

    ResponderEliminar
  12. Gracias por tu prisa en leer la novela.
    (Y suerte en tu nueva andadura en La Voz de Asturias).

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Número diabólico (y no es el 666)

He aquí el número diabólico: 142.857. Consiste en lo siguiente: multiplicado por 2 y por 3 las mismas cifras se producen en los dos productos. Veamos:

                                                            x 2 = 285.714
                                                            x 3 = 428.571

Multiplicado por 4, 5, 6 se obtendrán siempre las mismas cifras y siempre en el mismo orden. Sólo cambia la cifra de partida. Existe una excepción multiplicado por 7. Veamos:

                                        x 7 = 999.999 (seis veces la cifra nueve).

Este número diabólico multiplicado por 8, nos da siete cifras en lugar de seis. Total: 1.142.856, es decir que, sumando la primera y la última cifra de este producto, obtendremos aún las seis cifras del número diabólico. Continuando las multiplicaciones por 9, 10, 11, 12 y 13 y sumando la primera y la última cifra del producto, viene de nuevo a nuestros ojos el número diabólico. Llegado a 14 (dos veces siete) se obtiene: 1.999.998, es de…

Escribir o no escribir

Por lo tanto, escribir que se querría escribir, ya es escribir. Escribir que no se puede escribir, también es escribir. Una manera como cualquier otra de llevar a cabo el vuelco que da pie a tantos propósitos audaces: hacer de lo periférico el centro, de lo accesorio lo esencial y de la arenilla la piedra angular. Sabía por lo tanto lo que tenía que hacer: dar una especie de golpe de mano mediante el cual había que conseguir otorgar una existencia ficticia a unos libros que no existen realmente y, gracias a ello, conferir una existencia real al libro que trata de esos libros ficticios. Un proceder en suma que se asemeja al que conduce al cogito cartesiano: en el momento preciso de dar fe de mi ineptitud para la escritura me descubría a mí mismo escritor, y de la ausencia de mis obras fallidas se nutriría éste. Hermoso ejemplo de esa estrategia del quien-pierde-gana, de esa proeza dialéctica que convierte una acumulación de fracasos en un camino hacia el éxito. ¡No será que no nos han…