Ir al contenido principal

Museo Hartkopff


Debo a mi hijo el conocimiento de un raro y curioso folleto, el Catálogo del Museo Hartkopff de París y Stokolmo. Dicho museo, con sede permanente en el parisiense Pasaje de la Ópera, contenía unos dos mil objetos de arte y naturales, una selección de los cuales recorrió a modo de exposición ambulante varias capitales europeas. En 1875 visitó Madrid y Barcelona, con cuyo motivo salió el referido catálogo.
La "gran colección geológica, etnológica y anatómica" desplegada a los ojos de los visitantes ofrecía una gran variedad de artefactos y especímenes naturales. He aquí unos cuantos, tal como vienen enunciados:
-Animales antidiluvianos (sic) petrificados.
-Mujer bouchmana (África meridional) trepando una subida peñascosa y llevando los productos de su caza: un enorme ratón africano llamado dipo, un loro y una gaviota del cabo de Buena Esperanza.
-Cabeza de momia de un indio amarillo pintado de azul. (América central.)
-Mano de gigante. Molde del natural tomado de un tambor mayor ruso que vivía bajo el reinado del emperador Nicolás. Tenía cerca de tres metros de alto. (Raza eslava.)
-Cabeza de patagón, disecada de un lado.
-Gota de esperma de un hombre presentada 800 veces mayor que el tamaño natural.
-Niño nacido en París, al que faltan el cerebro y el cuello, de manera que se asemeja a una rana.
-Figura que manifiesta las perniciosas consecuencias del uso del corsé.
-Criolla de rodillas y disecada de modo que sean visibles por detrás todas las partes del cuerpo.
-Pedazo de piel de hombre, curtida.
-Figura representando un bacinete (pelvis) dirigido demasiado atrás.
-Modelo de cera del rostro original de Robespierre, hecho por el profesor Schwarz, célebre frenólogo de Estocolmo.
-Parásitos. Ascárides vermicular; estrángulo gigante; gusano de ojo humano (Filaria lentis); triquina espiral; ácaro sarnoso...
-Cinturón de castidad. Preservativo contra la infidelidad de las damas.
-La gran sepia (octopedia) imitación. Notable monstruo marino, cuyos brazos están colocados en la cabeza alrededor de la boca; es una transición entre los reinos vegetal y animal.
-Gorilla. (Hombre de las selvas), o sea el mayor de los monos existentes (imitación en cera en la que han sido adheridos todos los pelos.)

Realmente fabuloso.

Comentarios

  1. Buenas noches,

    Estoy realizando un estudio sobre museos anatómicos y me ha sorprendido ver el catálogo que usted ha publicado. Tengo referencias de este museo durante su estancia en Barcelona, pero no del catálogo.

    ¿Podría darme usted algún dato sobre el archivo? El lugar donde lo encontró, si tiene una copia...

    Le estaría muy agradecido si me pudiera ayudar.

    Le dejo mi dirección de correo electrónico. Será más cómodo comunicarnos así que hacerlo en el blog.

    Muchas gracias y perdone por las molestias.

    Cordialmente,

    Enric H. March

    enric.h.march@gmail.com

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Finales felices

Brad Pitt: "¿Crees que esta historia tendrá un final feliz?"
Angelina Jolie: "Los finales felices son historias sin acabar."

(Sr. y Sra. Smith, 2005, de Doug Liman. Guion de Simon Kinberg).

Presente continuo

Para una historia de la literatura, el único criterio de valor debe ser el presente, quiero decir, lo que justifica históricamente a un escritor no es su permanencia en el aire de los tiempos sino que su realidad es una especie de presente continuo que lo hace contemporáneo en algunas épocas y lo oscurece en otras. Porque para nadie, en ningún tuempo, hay valores absolutos.

(Ricardo Piglia, Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación, Anagrana, 2015).

Luis Romero

Luis Romero (Barcelona, 1916-2009)  a principios de los años cincuenta.

A Luis Romero -de quien este año se cumple el centenario de su nacimiento- le sorprendió la. concesión del Premio Eugenio Nadal de 1951 durante su estancia en Argentina. La Noria era su primera novela (antes había publicado un libro de poemas, Cuerda tensa, y otro de viajes, Tabernas) y describe un día de Barcelona a través de treinta y seis personajes, sin contar otros secundarios o menos relevantes. Ya en su día, Eugenio de Nora destacó la influencia técnica de La colmena de Camilo José Cela y de la traducción al castellano (por José Salas Subirat) de Ulises, de James Joyce. Ambas novelas, que habían sido publicadas en Argentina, estaban muy en boga. Yo añadiría otra posible influencia cinematográfica: La ronde (1950), de Max Ophüls, basada en la obra de Arthur Schnitzler.
La novela de Romero (reeditada recientemente por la editorial Comanegra) combina el realismo objetivista y el monólogo interior. Los personaje…