Ir al contenido principal

Museo Hartkopff


Debo a mi hijo el conocimiento de un raro y curioso folleto, el Catálogo del Museo Hartkopff de París y Stokolmo. Dicho museo, con sede permanente en el parisiense Pasaje de la Ópera, contenía unos dos mil objetos de arte y naturales, una selección de los cuales recorrió a modo de exposición ambulante varias capitales europeas. En 1875 visitó Madrid y Barcelona, con cuyo motivo salió el referido catálogo.
La "gran colección geológica, etnológica y anatómica" desplegada a los ojos de los visitantes ofrecía una gran variedad de artefactos y especímenes naturales. He aquí unos cuantos, tal como vienen enunciados:
-Animales antidiluvianos (sic) petrificados.
-Mujer bouchmana (África meridional) trepando una subida peñascosa y llevando los productos de su caza: un enorme ratón africano llamado dipo, un loro y una gaviota del cabo de Buena Esperanza.
-Cabeza de momia de un indio amarillo pintado de azul. (América central.)
-Mano de gigante. Molde del natural tomado de un tambor mayor ruso que vivía bajo el reinado del emperador Nicolás. Tenía cerca de tres metros de alto. (Raza eslava.)
-Cabeza de patagón, disecada de un lado.
-Gota de esperma de un hombre presentada 800 veces mayor que el tamaño natural.
-Niño nacido en París, al que faltan el cerebro y el cuello, de manera que se asemeja a una rana.
-Figura que manifiesta las perniciosas consecuencias del uso del corsé.
-Criolla de rodillas y disecada de modo que sean visibles por detrás todas las partes del cuerpo.
-Pedazo de piel de hombre, curtida.
-Figura representando un bacinete (pelvis) dirigido demasiado atrás.
-Modelo de cera del rostro original de Robespierre, hecho por el profesor Schwarz, célebre frenólogo de Estocolmo.
-Parásitos. Ascárides vermicular; estrángulo gigante; gusano de ojo humano (Filaria lentis); triquina espiral; ácaro sarnoso...
-Cinturón de castidad. Preservativo contra la infidelidad de las damas.
-La gran sepia (octopedia) imitación. Notable monstruo marino, cuyos brazos están colocados en la cabeza alrededor de la boca; es una transición entre los reinos vegetal y animal.
-Gorilla. (Hombre de las selvas), o sea el mayor de los monos existentes (imitación en cera en la que han sido adheridos todos los pelos.)

Realmente fabuloso.

Comentarios

  1. Buenas noches,

    Estoy realizando un estudio sobre museos anatómicos y me ha sorprendido ver el catálogo que usted ha publicado. Tengo referencias de este museo durante su estancia en Barcelona, pero no del catálogo.

    ¿Podría darme usted algún dato sobre el archivo? El lugar donde lo encontró, si tiene una copia...

    Le estaría muy agradecido si me pudiera ayudar.

    Le dejo mi dirección de correo electrónico. Será más cómodo comunicarnos así que hacerlo en el blog.

    Muchas gracias y perdone por las molestias.

    Cordialmente,

    Enric H. March

    enric.h.march@gmail.com

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un poema de Raine

    DE MUJER A AMANTE Soy fuego encalmado en agua, una ola que se eleva del abismo. En mis venas la marea atraída por la luna se alza en un árbol de flores esparcidas en espuma de mar.  Soy aire atrapado en una red, el pájaro profético que canta en un cielo reflejado. Soy un sueño antes de la nada, soy una corona de estrellas, soy la forma de morir.   (Kathleen Raine,  Collected Poems 1935-1980 , Allen & Unwin, 1981. Traducción: J.O.)  (Nota: Este blog, como viene siendo habitual en verano, se toma un descanso de aproximadamente un mes. Que pasen un buen y saludable verano.)  

Un milagro de san Salvador de Horta

"Dos casados vizcaínos traxeron desde aquel reino a Horta una hija, que era sorda y muda de nacimiento; y poniéndola a los pies del venerable Fray Salvador, les dixo que estuviesen ocho días en la Iglesia orando a Nuestra Señora, y que después hablaría la muchacha. Pasados quatro días habló, pero en lengua catalana, conformándose con el idioma del territorio en que estaba. Entonces viendo hablar a la muda gritaron todos: Milagro , milagro . Pero sus padres como no entendían aquella lengua estaban descontentos, y levantando la voz decían que ellos no querían, ni pedían, que hablase su hija lengua catalana, sino vizcaína; y fueron a Fray Salvador, que le quitase la lengua catalana y le diese la vizcaína. Él les respondió: Vosotros proseguid la oración de los ocho días, que yo también continuaré la mía . Y cumplidos los ocho días, delante de los muchos que concurrieron a ver la novedad, dixo: Amigo, la Virgen Santísima quiere que la niña hable catalán mientras esté en el reino de Cat

Como un río de corriente oscura y crecida

  Era un panorama extraño. En Barcelona, la habitual multitud nocturna paseaba Rambla abajo entre controles de policía regularmente repartidos, y la habitual bomba que explotaba en algún edificio inacabado (a causa de la huelga de los obreros de la construcción) parecía arrojar desde las calles laterales perqueñas riadas de gente nerviosa a la Rambla. Los carteristas, apaches, sospechosos vendedores ambulantes y relucientes mujeres que normalmente pueden verse en las callejuelas se infiltraban entre las buenas familias burguesas, las brigadas de obreros de rostro endurecido, las tropillas de estudiantes y jóvenes que deambulaban por la ciudad. La multitud se desparramaba lentamente por la Rambla, como un río de corriente oscura y crecida. Apareció un ejército de detectives, de bolsillos abultados, apostados en cada café, vagueando por la Rambla y enganchando, de un modo vengativamente suspicaz, a algunos transeúntes elegidos por alguna singular razón, hasta el punto de que incluso esta