Ir al contenido principal

La ciudad de la noche espantosa

Portada de la primera edición india de
The City of Dreadful Night and Other Places (1891),
de Rudyard Kipling.


Se cumplen hoy 75 años de la muerte de Rudyard Kipling. Parece mucho tiempo, pero no lo es. El tiempo no pasa para los grandes maestros. Sus narraciones siguen siendo tan actuales y maravillosas como lo fueron cuando se publicaron por primera vez. Así que hoy quiero rendirle mi pequeño homenaje trayendo a colación uno de sus libros que, por sus características, más estimo. Se trata de The City of the Dreadful Night and Other Places.
El ejemplar que conseguí hace algunos años es la primera edición india. (Hubo una anterior que, con el título de The City of the Dreadful Night and Other Sketches, intentó sacar el editor A. H. Wheeler sin el consentimiento del autor, que mandó suprimirla). La edición a la que me refiero precede a la edición inglesa y fue publicada por A.H. Wheeler & Co. en Allahabad, en 1891. Constituye el nº XIV de la popular colección Indian Railway Library. El libro, en rústica, costaba una rupia.
En noviembre de 1887 Kipling fue trasladado de la Civil and Military Gazette de Lahore al periódico hermano Pioneer de Allahabad. Allí, entre enero y febrero de 1888 escribió Kipling, aprovechando las noches de insomnio, "The City of Dreadful Night", una fascinante incursión en las esquinas oscuras de Calcuta.
El título del relato está tomado de un poema del escocés James "B. V." Thomson (1834-1882), del que Kipling cita estos versos:
The City was of Night -perchance of Death,
But certainly of Night.

Comentarios

  1. Lupo Ayllán y Sus Dementes20/1/11 10:14

    Me comentó alguien muy cercano y querido que en mercados del sur, este y sureste de Londres: Dalston, Hackney , Greenwich... desde antes de la guerra hasta bien entrados los setenta estos ejemplares de " railway fiction " , tardo victorianos y eduardianos se encontraban a patadas. Los libreros poco menos que los apaleaban como carbón.
    Fuera una exageración o no yo he comprado en Greenwich ediciones populares de Stevenson del XIX a 25 peniques . Hablo de 1990. Allí se ahogan en libros , aquí no hay buena estufa que no los consuma. Veo que empieza el año tan fuerte como siempre Dr.

    ResponderEliminar
  2. Todo acaba valorizándose. Lo que en origen costaba 1 rupia pasó luego a venderse, como dices, a 25 peniques. Hoy en día las cifras de venta en euros tienen tres dígitos.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

Un poema de Pizarnik

OJOS PRIMITIVOS

     En donde el miedo no cuenta cuentos y poemas, no forma figuras de terror y de gloria.

     Vacío gris es mi nombre, mi pronombre.

     Conozco la gama de los miedos y ese comenzar a cantar despacito en el desfiladero que reconduce hacia mi desconocida que soy, mi emigrante de sí.

     Escribo contra el miedo. Contra el viento con garras que se aloja en mi respiración.

     Y cuando por la mañana temes encontrarte muerta (y que no haya más imágenes): el silencio de la comprensión, el silencio del mero estar, en esto se van los años, en esto se fue la bella alegría animal.

(Alejandra Pizarnik, Nombres y figuras, Picazo, Barcelona, 1969).