Ir al contenido principal

La ciudad de la noche espantosa

Portada de la primera edición india de
The City of Dreadful Night and Other Places (1891),
de Rudyard Kipling.


Se cumplen hoy 75 años de la muerte de Rudyard Kipling. Parece mucho tiempo, pero no lo es. El tiempo no pasa para los grandes maestros. Sus narraciones siguen siendo tan actuales y maravillosas como lo fueron cuando se publicaron por primera vez. Así que hoy quiero rendirle mi pequeño homenaje trayendo a colación uno de sus libros que, por sus características, más estimo. Se trata de The City of the Dreadful Night and Other Places.
El ejemplar que conseguí hace algunos años es la primera edición india. (Hubo una anterior que, con el título de The City of the Dreadful Night and Other Sketches, intentó sacar el editor A. H. Wheeler sin el consentimiento del autor, que mandó suprimirla). La edición a la que me refiero precede a la edición inglesa y fue publicada por A.H. Wheeler & Co. en Allahabad, en 1891. Constituye el nº XIV de la popular colección Indian Railway Library. El libro, en rústica, costaba una rupia.
En noviembre de 1887 Kipling fue trasladado de la Civil and Military Gazette de Lahore al periódico hermano Pioneer de Allahabad. Allí, entre enero y febrero de 1888 escribió Kipling, aprovechando las noches de insomnio, "The City of Dreadful Night", una fascinante incursión en las esquinas oscuras de Calcuta.
El título del relato está tomado de un poema del escocés James "B. V." Thomson (1834-1882), del que Kipling cita estos versos:
The City was of Night -perchance of Death,
But certainly of Night.

Comentarios

  1. Lupo Ayllán y Sus Dementes20/1/11, 10:14

    Me comentó alguien muy cercano y querido que en mercados del sur, este y sureste de Londres: Dalston, Hackney , Greenwich... desde antes de la guerra hasta bien entrados los setenta estos ejemplares de " railway fiction " , tardo victorianos y eduardianos se encontraban a patadas. Los libreros poco menos que los apaleaban como carbón.
    Fuera una exageración o no yo he comprado en Greenwich ediciones populares de Stevenson del XIX a 25 peniques . Hablo de 1990. Allí se ahogan en libros , aquí no hay buena estufa que no los consuma. Veo que empieza el año tan fuerte como siempre Dr.

    ResponderEliminar
  2. Todo acaba valorizándose. Lo que en origen costaba 1 rupia pasó luego a venderse, como dices, a 25 peniques. Hoy en día las cifras de venta en euros tienen tres dígitos.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un poema de Raine

    DE MUJER A AMANTE Soy fuego encalmado en agua, una ola que se eleva del abismo. En mis venas la marea atraída por la luna se alza en un árbol de flores esparcidas en espuma de mar.  Soy aire atrapado en una red, el pájaro profético que canta en un cielo reflejado. Soy un sueño antes de la nada, soy una corona de estrellas, soy la forma de morir.   (Kathleen Raine,  Collected Poems 1935-1980 , Allen & Unwin, 1981. Traducción: J.O.)  (Nota: Este blog, como viene siendo habitual en verano, se toma un descanso de aproximadamente un mes. Que pasen un buen y saludable verano.)  

Un milagro de san Salvador de Horta

"Dos casados vizcaínos traxeron desde aquel reino a Horta una hija, que era sorda y muda de nacimiento; y poniéndola a los pies del venerable Fray Salvador, les dixo que estuviesen ocho días en la Iglesia orando a Nuestra Señora, y que después hablaría la muchacha. Pasados quatro días habló, pero en lengua catalana, conformándose con el idioma del territorio en que estaba. Entonces viendo hablar a la muda gritaron todos: Milagro , milagro . Pero sus padres como no entendían aquella lengua estaban descontentos, y levantando la voz decían que ellos no querían, ni pedían, que hablase su hija lengua catalana, sino vizcaína; y fueron a Fray Salvador, que le quitase la lengua catalana y le diese la vizcaína. Él les respondió: Vosotros proseguid la oración de los ocho días, que yo también continuaré la mía . Y cumplidos los ocho días, delante de los muchos que concurrieron a ver la novedad, dixo: Amigo, la Virgen Santísima quiere que la niña hable catalán mientras esté en el reino de Cat

Álvarez Flórez

Hace unos días me enteré, por el artículo publicado en El Periódico ("Muerte de un traductor", de Silvia Cruz Lapeña) de la muerte, a finales del pasado mes de abril, de José Manuel Álvarez Flórez. Había nacido en Cangas del Narcea (Asturias) en 1939, aunque pronto se trasladó a Barcelona donde desarrolló durante décadas una ingente labor como traductor del inglés. A mediados de los años setenta se dio a conocer como narrador con Autoejecución y suelta de animales internos (Júcar, 1975) y  Girar de anarcos (Muchnik, 1981), dos novelas en la línea experimental en boga en aquela época. Más tarde publicaría El delirio de Conan y otros relatos (Muchnik, 1990).    Como traductor trabajó para varias editoriales, entre las que se cuentan, a parte de Muchnik, Acantilado y Anagrama. Tradujo a un gran número de autores: Faulkner, Scott Fitzgerald, Steinbeck, Capote, Doris Lessing, E. M. Foster, Vonnegut, Bukowsky, John Kennedy Toole, Le Carré, Oliver Sacks, Tom Wolfe, etc. La Bibli