Ir al contenido principal

Buffon en pantuflas

Lámina del Voyage à Montbard, de Hérault De Séchelles

En octubre de 1785 un joven aristócrata de veinticinco años, Marie-Jean Hérault de Séchelles, visita al conde de Buffon en su retiro borgoñón de Montbard. "J'avais une extrême envie de connaiître M. de Buffon". Así empieza Voyage à Montbard, el relato pormenorizado de dicha visita y retrato fascinante del célebre naturalista visto de cerca. Para entonces Buffon era ya una estaua viviente, pero Hérault de Séchelles nos lo presenta en su casa, en bata y zapatillas, brindándonos una insólita imagen cotidiana del gran hombre. Los pequeños detalles, los matices íntimos surgen a lo largo de sus páginas.
Le recibe primero su hijo, "Buffonet" ("el más pobre capítulo de la Historia Natural, según Rivarol), poco después se le acerca el conde "majestuosamente, abriendo sus brazos". El visitante queda impactado por su "bella figura, noble y reposada". Durante su estancia en Montbard Hérault de Séchelles tiene ocasión de anotar todos y cada uno de los movimientos de su anfitrión. Así, sabemos que Buffon se levanta a las cinco de la mañana, se viste, se peina, dicta sus cartas, arregla sus asuntos. A las seis sube a su gabinete y escribe. A las nueve le llevan el desayuno al gabinete. El desayuno consiste en dos vasos de vino y un pedazo de pan. Trabaja hasta las una o las dos, luego almuerza... Y este hombre, Buffon, que tiene en la mente a la Naturaleza entera y se libra a elevados pensamientos, siente asimismo una irrefrenable propensión al cotilleo y se hace informar por su peluquero de todo cuanto pasa en Montbard. La curiosidad ante todo.

Comentarios

  1. El cotilleo, como los pasteles, es un signo de civilización.

    Salud

    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
  2. Sin duda, Francesc, aunque siempre habrá diferencias entre, pongamos, Saint-Simon y María Patiño.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Diferencias abismales. Pero me ha gustado lo de los dos vasos de vino a las 9 de la mañana. Qué vulgar encuentro mi tostada...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. La frugalidad del desayuno no fue obstáculo para su ingente producción científica. La neurona la alimentaba con la pasión por el conocimiento. Aunque habría que saber el tamaño del trozo de pan y la capacidad del vaso en el que trasega el vino. Vivió 81 años que no es moco de pavo para la epoca

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que los pequeños detalles de los grandes hombres o mujeres tienen un gran interés. Nos dicen más sobre su carácter que otros rasgos.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un milagro de san Salvador de Horta

"Dos casados vizcaínos traxeron desde aquel reino a Horta una hija, que era sorda y muda de nacimiento; y poniéndola a los pies del venerable Fray Salvador, les dixo que estuviesen ocho días en la Iglesia orando a Nuestra Señora, y que después hablaría la muchacha. Pasados quatro días habló, pero en lengua catalana, conformándose con el idioma del territorio en que estaba. Entonces viendo hablar a la muda gritaron todos: Milagro , milagro . Pero sus padres como no entendían aquella lengua estaban descontentos, y levantando la voz decían que ellos no querían, ni pedían, que hablase su hija lengua catalana, sino vizcaína; y fueron a Fray Salvador, que le quitase la lengua catalana y le diese la vizcaína. Él les respondió: Vosotros proseguid la oración de los ocho días, que yo también continuaré la mía . Y cumplidos los ocho días, delante de los muchos que concurrieron a ver la novedad, dixo: Amigo, la Virgen Santísima quiere que la niña hable catalán mientras esté en el reino de Cat

El Anacronópete

En el último episodio de la serie televisiva El ministerio del tiempo, titulado "Deshaciendo el tiempo", tiene un papel relevante un extraño aparato volador llamado "Anacronópete". No es una invención de los guionistas de la serie, sino más bien un homenaje a la figura del escritor madrileño Enrique Gaspar y Rimbau (1842-1902). En su tiempo Enrique Gaspar fue celebrado sobre todo como dramaturgo, autor de varias comedias de costumbres de estilo realista. Por otro lado, su experiencia de diplomático (fue cónsul en varias ciudades de Europa y Asia) le suministró materia para sus libros de viaje. Pero hoy en día es especialmente recordado por El Anacronópete (Barcelona, 1887), novela de fantasía y aventuras en la línea de las producidas por Julio Verne, considerada una de las primeras aportaciones españolas a la ciencia ficción moderna y un claro precedente de La máquina del tiempo de H. G. Wells. La novela de Gaspar -que en principio iba a ser un libreto de za

Viaje sin salir de casa

Xavier de Maistre (1763-1852) He emprendido y ejecutado un viaje de cuarenta y dos días alrededor de mi habitación. Las interesantes observaciones que he hecho, y el placer continuo que he experimentado a lo largo del camino, me impulsaban a hacerlo público; la certeza de ser útil me ha decidido a ello. Mi corazón experimenta una satisfacción inefable cuando pienso en el número infinito de malhadados a los que ofrezco un recurso asegurado contra el aburrimiento y un alivio a los males que soportan. El placer que uno siente viajando por su habitación está libre de la envidia inquieta de los hombres; es independiente de la fortuna. ¿Existe, en efecto, un ser lo bastante desgraciado, lo bastante abandonado para no poseer un cuartucho donde retirarse y esconderse de todo el mundo? He aquí todos los aprestos del viaje. (Xavier de Maistre, Viaje alrededor de mi habitación . Editorial Funambulista, 2007. Traducción de Puerto Anadón).