Ir al contenido principal

Corfú: huellas literarias (I)


En Kalami, un pueblecito de la costa noreste de la isla de Corfú se halla la "casa blanca" en la que residió el escritor inglés Lawrence Durrell en los últimos años de la década de los treinta del siglo pasado. Aquí, en esta bonita casa situada en el extremo sur de la bahía, "como un dado sobre una venerable roca con sus cicatrices del viento y del agua", empezó a escribir Durrell La celda de Próspero (1945); una personal y evocadora memoria de su estancia en Corcira. Actualmente la casa ha sido reconvertida en una taverna con habitaciones de alquiler, una de las cuales conserva todavía el escritorio donde el autor del "Cuarteto de Alejandría" solía escribir.
Algunas fuentes de información confunden esta casa con la villa en la que vivió la familia Durrell al completo y que Gerald Durrell describe en Mi familia y otros animales como "colocada en la cima de una colina entre olivos". (Hay que señalar que, a diferencia de otras islas griegas, las casas de color blanco son minoritarias en Corfú. Los colores dominantes de las casas de los pueblos, tal vez por influencia del dilatado dominio veneciano en la isla, son los amarillos, marrones, rosados, ocres...).
La celda de Próspero alude a la teoría sostenida por uno de los amigos corfiotas de Durrell, el erudito local Theodore Stephanides, por la que Corcira sería la isla donde Shakespeare sitúa la acción de la La tempestad.

Comentarios

  1. He disfrutado mucho con los hermanos Durrell,y el tal Theodore al que alude en su post, aparece en una de las obras de Gerald, creo que en El jardín de los Dioses. La foto testimonia la maravillosa luz de Corfú incompatible con el trasunto de La Tempestad; ahí Shakespeare escribía de oido porque si hubiera estado allí habría escrito una comedia.

    ResponderEliminar
  2. Cuanta historia parece haber detrás de unas pareces blancas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Cuánta historia y cuánta belleza. El Cuarteto de Alejandría es uno de mis clásicos. Sí, Lawrence Durrell fue un experto en sacar belleza de la decadencia de las ciudades y sus gentes.
    Un abrazo y un placer volver a leerte por aquí.

    ResponderEliminar
  4. Lo que más choca es que en Corfú llamen a los libros 'cojonudos'. Qué cosas tienen los idiomas.

    ResponderEliminar
  5. Yo tampoco veo nada claro lo de la ubicación de La tempestad. Más plausible me parece que sea Corfú la isla en la que Ulises recaló y se encontró con Nausicaa (hay varios lugares que pugnan por ser los "verdaderos").
    A todos, gracias y saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Cuando se apaga la luz

"Ningún hombre es listo cuando una mujer apaga la luz".

(Barry Sullivan en Mujer inteligente, 1948, de Edward A. Blatt. Guion de Alvah Bessie y otros).

Incierta Fritillaria

La historia de la Fritillaria en Gran Bretaña es igualmnente incierta. Es seguro que se cultivaba allí en 1597, y posiblemente hacia 1578 (en realidad los nombrs de esta planta no se fijaron tan pronto, y a veces no está claro de qué planta se habla). Por otro lado, el primer registro de la planta en el mundo natural data de 1736, y hasta eso es anómalo, nadie afirma haber vuelto a verla hasta 1776, una fecha muy tardía para una nativa británica auténtica, sobre todo para una tan llamativa, inconfundible y atractiva. En otras palabras, quien considere nativa la Fritillaria deberá reconocer que las distintas generaciones de botánicos de los siglos XVII y XVIII se pusieron de acuerdo para no mencionarla en absoluto, una confabuilación solo comparable a la de la NASA cuando simuló los aterrizajes de estadounidenses en la Luna, supuestamente en los días que les quedaban libres en la tarea de vigilar los artefactos alienígenas de Roswell.

(Ken Thompson, ¿De dónde son los camellos? Creencia…

Un bizarro y efímero fenómeno

La afición de Faulkner por la aviación fue muy temprana. En julio de 1918 partió hacia Toronto para alistarse como piloto cadete en la rama canadiense de la Royal Air Force. Sin embargo el armisticio llegó sin haber concluido el entrenamiento, lo que no le impidió que regresara a su casa de Oxford con uniforme y contando baladronadas acerca de su participación en combates aéreos en los cielos de Alemania. En los años treinta su afición a los aviones se reforzó. Consiguió una licencia de piloto y se compró  un aeroplano de cabina Waco, participando en varias exhibiciones aéreas.
En febrero de 1934 asistió a la ceremonia de inauguración del aeropuerto Sushan, en Nueva Orleans. La experiencioa vivida durante este viaje forma parte del material utilizado para escribir Pylon, publicada en marzo del año siguiente, poco antes de que muriera en accidente aéreo su hermano menor Dean, piloto acrobático.
Pylon es una obra menor dentro de la producción novelística de Faulkner, pero solo en términ…