Ir al contenido principal

Wyndham Lewis

Autorretrato de Wyndham Lewis como un Tyro (1920-21)

De las exposiciones actualmente abiertas en Madrid sin duda una de las más interesantes es la de Wyndham Lewis (1882-1957), en la Fundación Juan March. La muestra presenta la vida y la obra de este artista inglés, a través de 150 pinturas y más de 60 libros. Es la primera vez que se le dedica una exposición monográfica en España y bien merece una visita.
Tras la Primera Guerra Mundial Wyndham Lewis fue el líder del "vorticismo" y editor de la revista de dicho movimiento, Blast. Nadie como él representó mejor la vanguardia en el Reino Unido en el período de entreguerras. De entre sus muchos dibujos y pinturas destacan los magníficos retratos, como los de T.S. Eliot, Edith Sitwell o Ezra Pound. Como escritor, Wyndham Lewis publicó manifiestos, ensayos, libros sobre arte y crítica literaria, obras de teatro, novelas y poesía, que nos revelan una personalidad multifacética, inconformista y compleja.
En "Essay on the Objective of Plastic Art in our Time", publicado en The Tyro, en1922, dice: "El acto de creación, del que un libro o una pintura son formas, es siempre un acto de la voluntad, como el de envenenar a tu rival en los negocios o intentar seducir a alguien; la entera existencia y el ejercicio de esa voluntad implican mucha imperfección humana, que será incorporada al libro o a la pintura, dándoles la nervosidad de sus contornos, los olores intensos, la apariencia pálida o encendida que nos lo hacen atractivo".
El propio Lewis se definió en cierta ocasión como "un esqueleto encerrado en un armario". Esta es una buena oportunidad de verlo fuera de él.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

Un poema de Pizarnik

OJOS PRIMITIVOS

     En donde el miedo no cuenta cuentos y poemas, no forma figuras de terror y de gloria.

     Vacío gris es mi nombre, mi pronombre.

     Conozco la gama de los miedos y ese comenzar a cantar despacito en el desfiladero que reconduce hacia mi desconocida que soy, mi emigrante de sí.

     Escribo contra el miedo. Contra el viento con garras que se aloja en mi respiración.

     Y cuando por la mañana temes encontrarte muerta (y que no haya más imágenes): el silencio de la comprensión, el silencio del mero estar, en esto se van los años, en esto se fue la bella alegría animal.

(Alejandra Pizarnik, Nombres y figuras, Picazo, Barcelona, 1969).