Ir al contenido principal

Vardis Fisher

Vardis Fisher ( 1895-1968)

Hace unas semanas pasaron en TVE2 Las aventuras de Jeremiah Johnson (1972) de Sydney Pollack, con Robert Redford en el papel principal. La película está basada en la novela Mountain Man (1968) de Vardis Fisher.
Nacido en Idaho, Fisher se dio a conocer con una tetralogía novelística con numerosos elementos autobiográficos, que tiene como protagonista a Vridar Hunter, trasunto del propio autor. La primera novela de esta serie fue In Tragic Life (1934), una novela que muestra, con una pasión y un vigor fuera de lo común, las tribulaciones del sensible e imaginativo adolescente Vridar, enfrentado a los misterios de la vida y aterrorizado por la rigidez de las normas familiares.
Con posterioridad escribió novelas con trasfondo histórico, como Children of God (1939), sobre el movimiento mormón; el western minero La ciudad de la ilusión (1941) -que yo recuerde la única de sus novelas editada en España-; Pemmican (1956) sobre la Compañía de la Bahía Hudson; o Tale of Valor (1958) sobre la expedición de Lewis y Clark.
Paralelamente, Fisher se embarcó en una empresa titánica: escribir 12 novelas sobre la historia de la humanidad y la civilización. Le costó diecisiete años, de 1943 a 1960, concluir la serie "Testamento del Hombre". En toda ella el pensamiento de Vardis Fisher, en especial su antipuritanismo y ateísmo militantes, se hace más evidente que en otros libros. No es pues de extrañar que, en una sociedad de raíces tan fuertemente religiosas como la estadounidense, sus libros no fueran bien recibidos por los lectores y la crítica. Al contrario, Fisher no dejó de recibir furibundos ataques tanto por parte de unos como de otros. El resultado es que, hoy por hoy, salvo en reducidos círculos, la obra de Vardis Fisher, aunque irregular, es una auténtica desconocida.

Comentarios

  1. Parece muy interesante este autor, habrá que leer algo de Vardis. Tengo una especie de imán para aquellos autores que han sido perseguidos o censurados. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Me temo que tendrás que recurrir a librerías de segunda mano en internet.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu comentario de la obra de Vardis Fisher. La película Las aventuras de.... me sigue pareciendo una maravilla. Simplemente comentarte que hace unos días he visto publicada la novela El trampero de Vardis Fisher en la editorial Valdemar en una nueva colección.

    Saludos, Eduardo

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu comentario de la obra de Vardis Fisher. La película Las aventuras de.... me sigue pareciendo una maravilla. Simplemente comentarte que hace unos días he visto publicada la novela El trampero de Vardis Fisher en la editorial Valdemar en una nueva colección.

    Saludos, Eduardo

    ResponderEliminar
  5. lean el puzzle de jesus ahi es donde tome contacto con este autor y lamento que no consigo ningun libro del testamento del hombre si alguien sabe donde se puede conseguir estare agradecida de por vida lean el puzzle si bien es una investigacion dentro de una novela y puede parecer aburrida pero leanla con sentido de informarse y veran las cosas que descubriran es para quienes tienen la fe a medias o nada de fe saludos sili

    ResponderEliminar
  6. lean el puzzle de jesus ahi es donde tome contacto con este autor y lamento que no consigo ningun libro del testamento del hombre si alguien sabe donde se puede conseguir estare agradecida de por vida lean el puzzle si bien es una investigacion dentro de una novela y puede parecer aburrida pero leanla con sentido de informarse y veran las cosas que descubriran es para quienes tienen la fe a medias o nada de fe saludos sili

    ResponderEliminar
  7. Yo estoy leyendo el puzzle de Jesús de Earl Doherty👍 no me parece aburrida, al contrario está muy interesante. Por eso busque información de el testamento del hombre de Fisher. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un milagro de san Salvador de Horta

"Dos casados vizcaínos traxeron desde aquel reino a Horta una hija, que era sorda y muda de nacimiento; y poniéndola a los pies del venerable Fray Salvador, les dixo que estuviesen ocho días en la Iglesia orando a Nuestra Señora, y que después hablaría la muchacha. Pasados quatro días habló, pero en lengua catalana, conformándose con el idioma del territorio en que estaba. Entonces viendo hablar a la muda gritaron todos: Milagro , milagro . Pero sus padres como no entendían aquella lengua estaban descontentos, y levantando la voz decían que ellos no querían, ni pedían, que hablase su hija lengua catalana, sino vizcaína; y fueron a Fray Salvador, que le quitase la lengua catalana y le diese la vizcaína. Él les respondió: Vosotros proseguid la oración de los ocho días, que yo también continuaré la mía . Y cumplidos los ocho días, delante de los muchos que concurrieron a ver la novedad, dixo: Amigo, la Virgen Santísima quiere que la niña hable catalán mientras esté en el reino de Cat

Camarero, ¿el ticket verde, por favor?

Sortear cosas es una de las formas de publicidad más antiguas. Pasan los años, cambia la sociedad, pero siguen las rifas. A mediados de los años cincuenta la Casa Caballero, dedicada a la fabricación de bebidas alcohólicas, entre ellas el popular DECANO ("Caballero... ¡qué coñac!"), ofreció siete grandes sorteos trimestrales en los que se se premiaron a los ganadores con 21 coches Renault, 21 Vespas y 105 carteras con dinero. Para dar publicidad a los sorteos se pusieron anuncios en periódicos y revistas y se enviaron tarjetas postales a domicilio. Y este era el reverso de una de estas postales en la que se indicaban las condiciones para participar en el sorteo. Nada de particular, solo que... ¿Qué clase de brebaje sería el "Licor ÑAÑAMBRUK" ¿Alguien lo recuerda? Más aún, ¿alguien lo llegó a probar?     

La duquesa, el francés y el orangután

En 1798 el rey Carlos IV decide nombrar a Pedro Alcántara Téllez-Girón, IX duque de Osuna,  embajador de España en Austria. Tras meses de preparativos, el duque parte de Madrid el 26 de enero de 1799 con su esposa, María Josefa Alonso Pimentel, XII condesa-duquesa de Benavente, y su numeroso séquito. El paso por Francia resulta azaroso, cuando no arriesgado, debido a la situación anárquica que vive el país vecino en aquellos días. En París se hospedan en el palacio de los duques del Infantado, en la calle de Florentin. Allí residirán casi un año, a la espera de poder proseguir el viaje hasta Viena. Pero ante las complicaciones de su misión y la cada vez más escasas posibilidades de llegar a su destino, el duque pide regresar a España. Tras recorrer los mismos malos caminos y malas posadas que en la ida, llegan a Madrid el 7 de enero de 1800. Entre las numerosas personas que los duques de Osuna tuvieron la oportunidad de tratar en aquel París bullicioso y abigarrado del Directori