Ir al contenido principal

Vardis Fisher

Vardis Fisher ( 1895-1968)

Hace unas semanas pasaron en TVE2 Las aventuras de Jeremiah Johnson (1972) de Sydney Pollack, con Robert Redford en el papel principal. La película está basada en la novela Mountain Man (1968) de Vardis Fisher.
Nacido en Idaho, Fisher se dio a conocer con una tetralogía novelística con numerosos elementos autobiográficos, que tiene como protagonista a Vridar Hunter, trasunto del propio autor. La primera novela de esta serie fue In Tragic Life (1934), una novela que muestra, con una pasión y un vigor fuera de lo común, las tribulaciones del sensible e imaginativo adolescente Vridar, enfrentado a los misterios de la vida y aterrorizado por la rigidez de las normas familiares.
Con posterioridad escribió novelas con trasfondo histórico, como Children of God (1939), sobre el movimiento mormón; el western minero La ciudad de la ilusión (1941) -que yo recuerde la única de sus novelas editada en España-; Pemmican (1956) sobre la Compañía de la Bahía Hudson; o Tale of Valor (1958) sobre la expedición de Lewis y Clark.
Paralelamente, Fisher se embarcó en una empresa titánica: escribir 12 novelas sobre la historia de la humanidad y la civilización. Le costó diecisiete años, de 1943 a 1960, concluir la serie "Testamento del Hombre". En toda ella el pensamiento de Vardis Fisher, en especial su antipuritanismo y ateísmo militantes, se hace más evidente que en otros libros. No es pues de extrañar que, en una sociedad de raíces tan fuertemente religiosas como la estadounidense, sus libros no fueran bien recibidos por los lectores y la crítica. Al contrario, Fisher no dejó de recibir furibundos ataques tanto por parte de unos como de otros. El resultado es que, hoy por hoy, salvo en reducidos círculos, la obra de Vardis Fisher, aunque irregular, es una auténtica desconocida.

Comentarios

  1. Parece muy interesante este autor, habrá que leer algo de Vardis. Tengo una especie de imán para aquellos autores que han sido perseguidos o censurados. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Me temo que tendrás que recurrir a librerías de segunda mano en internet.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu comentario de la obra de Vardis Fisher. La película Las aventuras de.... me sigue pareciendo una maravilla. Simplemente comentarte que hace unos días he visto publicada la novela El trampero de Vardis Fisher en la editorial Valdemar en una nueva colección.

    Saludos, Eduardo

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu comentario de la obra de Vardis Fisher. La película Las aventuras de.... me sigue pareciendo una maravilla. Simplemente comentarte que hace unos días he visto publicada la novela El trampero de Vardis Fisher en la editorial Valdemar en una nueva colección.

    Saludos, Eduardo

    ResponderEliminar
  5. lean el puzzle de jesus ahi es donde tome contacto con este autor y lamento que no consigo ningun libro del testamento del hombre si alguien sabe donde se puede conseguir estare agradecida de por vida lean el puzzle si bien es una investigacion dentro de una novela y puede parecer aburrida pero leanla con sentido de informarse y veran las cosas que descubriran es para quienes tienen la fe a medias o nada de fe saludos sili

    ResponderEliminar
  6. lean el puzzle de jesus ahi es donde tome contacto con este autor y lamento que no consigo ningun libro del testamento del hombre si alguien sabe donde se puede conseguir estare agradecida de por vida lean el puzzle si bien es una investigacion dentro de una novela y puede parecer aburrida pero leanla con sentido de informarse y veran las cosas que descubriran es para quienes tienen la fe a medias o nada de fe saludos sili

    ResponderEliminar
  7. Yo estoy leyendo el puzzle de Jesús de Earl Doherty👍 no me parece aburrida, al contrario está muy interesante. Por eso busque información de el testamento del hombre de Fisher. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un milagro de san Salvador de Horta

"Dos casados vizcaínos traxeron desde aquel reino a Horta una hija, que era sorda y muda de nacimiento; y poniéndola a los pies del venerable Fray Salvador, les dixo que estuviesen ocho días en la Iglesia orando a Nuestra Señora, y que después hablaría la muchacha. Pasados quatro días habló, pero en lengua catalana, conformándose con el idioma del territorio en que estaba. Entonces viendo hablar a la muda gritaron todos: Milagro , milagro . Pero sus padres como no entendían aquella lengua estaban descontentos, y levantando la voz decían que ellos no querían, ni pedían, que hablase su hija lengua catalana, sino vizcaína; y fueron a Fray Salvador, que le quitase la lengua catalana y le diese la vizcaína. Él les respondió: Vosotros proseguid la oración de los ocho días, que yo también continuaré la mía . Y cumplidos los ocho días, delante de los muchos que concurrieron a ver la novedad, dixo: Amigo, la Virgen Santísima quiere que la niña hable catalán mientras esté en el reino de Cat

Código de señales

Inmersos como estamos estos días en un clima espeso y desagrable de enfrentamientos, confrontaciones y choques de trenes, sería deseable que las partes en conficto aceptaran unas mínimas normas de conducta a fin de evitar daños innecesarios al resto de ciudadanos. Podrían atenerse, por ejemplo, al antiguo Reglamento de señales de la Red Nacional de los Ferrocarriles Españoles, publicado en 1949 en 1948 y que constituye un modelo de claridad y precisión.  Según dicho reglamento, lo primero y principal (Capítulo Primero, "Generalidades") consiste en que: Todos los agentes, cualquiera que sea su categoría, deben obediencia absoluta e inmediata a las señales.    Lo segundo, también de obligado cumplimiento, es la "marcha a la vista": La "marcha a la vista" impone al Maquinista la obligación de ir observando la vía con la máxima atención y de regular la velocidad del manera que pueda detenerlo ante cualquier obstáculo o señal de alto . Entre las señales más imp

Casa de postas

  El día 1 de enero de 1868 los hermanos Goncourt escriben en su Diario :  ¡Vamos, un nuevo año... Todavía una casa de postas, según la expresión de Byron, donde los destinos cambian de caballos! Y a esta casa de postas hemos llegado físicamente agotados, anímicamente hartos, con las mascarillas puestas y el distanciamiento obligado. Sin podernos saludar o abrazar como es debido y con todas las dudas del mundo acerca de lo que nos deparará el futuro más inmediato. Por desgracia, no estamos todos. Faltan viajeros. Porque a lo largo del camino nos han dejado seres queridos, familiares, amigos, a los que siempre echaremos de menos. A ellos nuestro recuerdo emocionado.    Aún así, aquí estamos. A la espera de que lleguen los caballos de refresco. Dispuestos a emprender un nuevo trayecto e impacientes por abandonar este año infausto que ahora termina. Eso sí, aferrados con firmeza a una vaga esperanza y deseando, con más fuerza que nunca, que el nuevo año sea mucho mejor y más saludable.