Ir al contenido principal

Palmer ha muerto

Ricardo Palmerola (izquierda) con Luis Gossé de Blain
(http://negraycriminal.blogcindario.com)


Cuando era niño, después de hacer los deberes del colegio y antes de cenar, encendía la radio, sintonizaba Radio Barcelona y me preparaba para escuchar Taxi Key. Era una serie radiofónica en la que el protagonista era un detective que resolvía todos los casos que se le presentaban. El guión era de Luis Gossé de Blain (o como decían en la radio: Luis G. de Blain). La voz de Taxi Key era la de Ricardo Palmerola.
Ayer me enteré de que Ricardo Palmerola ha muerto.
Además de locutor de radio y doblador cInematográfico Palmerola fue también actor de cine, teatro y televisión. En cine interpretó, junto a la artista cubana Rosita Fornés, Palmer ha muerto (1961), bajo la dirección de Juan Fortuny y guión de Luis G. de Blain: un raro thriller de corte fantástico (no se pierdan en Youtube a Rosita Fornés cantando las canciones de la película).
Para los más jóvenes su voz va a quedar asociada a la del maestro Yoda en La guerra de las galaxias. Para los que ya somos mayores, siempre será la de Taxi Key. Descanse en paz.

Comentarios

Entradas populares

Un poema de Pizarnik

OJOS PRIMITIVOS

     En donde el miedo no cuenta cuentos y poemas, no forma figuras de terror y de gloria.

     Vacío gris es mi nombre, mi pronombre.

     Conozco la gama de los miedos y ese comenzar a cantar despacito en el desfiladero que reconduce hacia mi desconocida que soy, mi emigrante de sí.

     Escribo contra el miedo. Contra el viento con garras que se aloja en mi respiración.

     Y cuando por la mañana temes encontrarte muerta (y que no haya más imágenes): el silencio de la comprensión, el silencio del mero estar, en esto se van los años, en esto se fue la bella alegría animal.

(Alejandra Pizarnik, Nombres y figuras, Picazo, Barcelona, 1969).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).