Ir al contenido principal

Peter Ibbetson: bucles.

La ópera Peter Inbbetson, del músico norteamericano Deems Taylor fue estrenada en el Metropolitan Opera House de Nueva York en 1929. El libreto era de la actriz Constance Collier y del propio compositor, y estaba basado en la novela homónima del escritor victoriano George du Maurier.

George du Maurier es el abuelo de la escritora Daphne du Maurier. Daphne du Maurier escribió la novela Rebeca, que fue llevada al cine por Alfred Hitchcock. Hitchcock también dirigió la película La soga, en la que salía Constance Collier.

En su vejez Constance Collier dio clases de interpretación a Marilyn Monroe. Monroe fue la protagonista de Niágara, película que dirigió Henry Hathaway. Hathaway filmó una versión de Peter Ibbetson, basada en la novela de George du Maurier.

Deems Taylor fue miembro de la Tabla Redonda del Hotel Algonquin de Nueva York, a la que pertenecía el actor Robert Benchley. Benchley intervino en la película Bodas Blancas, al lado de Fred MacMurray. Hacia el final de su carrera MacMurray actuó en varias películas producidas por Walt Disney, quien tiempo atrás había realizado Fantasía. El anfitrión en Fantasía era Deems Taylor.

Comentarios

  1. Es curiosa la vida. En ocasiones estos bucles sirven para darnos cuenta de lo bien que razonamos. Un viejo proverbio nepalí dice que quien sigue una hebra de lana del ovillo, tarde o temprano encontrara la otra punta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Los orientales, siempre tan sabios.
    Una abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

Un poema de Pizarnik

OJOS PRIMITIVOS

     En donde el miedo no cuenta cuentos y poemas, no forma figuras de terror y de gloria.

     Vacío gris es mi nombre, mi pronombre.

     Conozco la gama de los miedos y ese comenzar a cantar despacito en el desfiladero que reconduce hacia mi desconocida que soy, mi emigrante de sí.

     Escribo contra el miedo. Contra el viento con garras que se aloja en mi respiración.

     Y cuando por la mañana temes encontrarte muerta (y que no haya más imágenes): el silencio de la comprensión, el silencio del mero estar, en esto se van los años, en esto se fue la bella alegría animal.

(Alejandra Pizarnik, Nombres y figuras, Picazo, Barcelona, 1969).