Ir al contenido principal

De Selby

¿Retrato de De Selby?

De Selby, científico y filósofo irlandés de saberes enciclopédicos, sostuvo una teoría muy curiosa acerca de la noche. Según él, la oscuridad de la noche, lejos de quedar explicada por la teoría comúnmente aceptada de los movimientos planetarios, se debe a la acumulación de aire negro, producido por ciertas manifestaciones de los volcanes demasiado sutiles para ser detectadas a simple vista. A este aire negro de origen volcánico se añadirían ciertas "lamentables" actividades industriales en las que intervienen tintes vegetales y productos derivados de la manufactura del alquitrán. De Selby argumentaba, además, que el sueño no es sino una sucesión de ataques y pérdidas de conocimiento causadas por una semi-asfixia debida al mencionado aire negro.
Desgraciadamente el sabio irlandés no llegó a desarrollar estas heterodoxas teorías en profundidad. Tampoco Hatchjaw ni Basset, biógrafos del polígrafo, aportan más datos, al igual que el escritor Flann O'Brien, quien a menudo saca a De Selby en las notas a pie de página de su novela El tercer policía (1967).

Comentarios

  1. Bueno, bueno ... Originalísimas hipótesis, aunque me temo que De Selby debió concebirlas tras una noche (negra) con demasiado alcohol.
    Saludos.

    PD: La ciencia está repleta de curiosas historias que no dejan de sorprendernos. Gracias por contarnos algunas de ellas.

    ResponderEliminar
  2. Hoy en día creo hasta sería posible que hubieran adeptos a tales "intrigas maquiavélicas". O tal vez ¿deberíamos llamarlas maquinaciones De Selby?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. ¿ Y la Guiness ? De Selby sabía la verdad y la ocultó. ..la noche es el oscuro vómito de un bebedor de Guiness , el sueño : desvanecimientos etílicos , la vida una resaca incurable , la muerte el coma final . Este hombre era un filántropo y calló.

    ResponderEliminar
  4. Hoy en día no faltan deselbys con teorías estrafalarias, véase el libro, altamente recomendable, "¿Por qué creemos en cosas raras. Pseudiocienci, superstición y otras confusiones de nuestro tiempo", de Michael Shermer.
    Lo de "maquinaciones De Selby" va muy bien para definir ciertas conspiraciones y complots imaginarios.
    Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  5. Cualquiera que lea el artículo, sin saber nada más, hasta podría pensar que De Selby existió de verdad. :P

    ResponderEliminar
  6. De Selby es un personaje del libro El Tercer Policía, de Flann O`Brien

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Criterion

  Sin lugar a dudas, The Criterion , fundado y editado por T. S. Eliot en 1922, es una de las mejores revistas literarias británicas del siglo XX. La nómina de colaboradores que tuvo este magazine trimestral, hasta su último número publicado en 1939, conforma un catálogo bastante representativo de lo más granado de la intelectualidad, no solo británica, del período de entreguerras. En sus páginas escribieron luminarias como Pound, Yeats, Proust o Valéry, por citar solo cuatro.   El primer número de The Criterion , salido en octubre de aquel annus mirabilis , es realmente impactante y marca el sello característico de su editor, expresado a través de sus "Commentary"; a saber, la compatibilidad entre una ideología ideología católica y conservadora y una defensa a ultranza de la vanguardia modernista. En este ya mítico número 1, se incluye, por ejemplo, la primera aparición en letra impresa de The Waste Land de Eliot, y la crítica encomiástica de Valéry Larbaud del Ulises, de

Escritura y moral

  La primera obligación de un escritor es tratar todos los temas con la más elevada, la más digna y la más valiente de las disposiciones (...) El espíritu con el que se aborda un tema, un ingrediente relevante en cualquier tipo de literatura, es de absoluta importancia si hablamos de obras de ficción, reflexión o poesía, pues ahí no solo da color, sino que de por sí elige los hechos; no solo modifica, sino que conforma a la obra (...) No rechazamos una obra maestra aunque estemos preparados para detectar sus defectos; sobre todo, no nos preocupa encontrar sus defectos, sino sus méritos: Por supuesto no hay libro perfecto, ni siquiera en su concepción, pero no hay duda de que hay muchos que hacen disfrutar al lector, que le hacen mejorar en su vida o que le levantan el espíritu (...) En literatura, como en todo lo que hacemos, nunca podemos esperar la perfección. Lo único que cabe es hacer todo lo posible  porque así sea, y para ello solo hay una regla: lo que pueda hacerse despacio no

Un poema de David González

  David González (1964-2023)   PESADILLAS   últimamente mis sueños suelen ser auténticas pesadillas   mejor así:   no me asusto tanto al despertar.  (David González, Sembrando hogueras . Bartleby, 2001)