Ir al contenido principal

Alun Lewis

Retrato de Alun Lewis por John Petts,
incluido en el libro In The Green Tree
(George Allen & Unwin Ltd, 1948)

De los poetas británicos que produjo la II Guerra Mundial, el galés Alun Lewis (1815-1944) es sin duda uno de los mejores, si no el mejor. Sin embargo, su fama ha quedado oscurecida por otros poetas contemporáneos, no digamos por la enorme sombra de su paisano Dylan Thomas.
Lewis se dio a conocer con un libro de relatos a principios de los años cuarenta del pasado siglo, pero su nombre comenzó a ser tenido en cuenta a partir de su primer libro de poemas, Raiders's Dawn (1942), publicado cuando su autor estaba ya alistado en el Ejército y destinado en la India. Póstumamente se publicaría otro poemario, Ha¡ Ha¡ Among the Trumpets (1945), con una introducción de Robert Graves, que acabó de consagrarle como una de las mejores voces de su generación.
Posteriormente saldría el libro In The Green Tree (1948), que contiene media docena de relatos, así como una selección de cartas enviadas a su familia desde el frente. Es a través de estas cartas, íntimas, directas y conmovedoras, que podemos entrever los perfiles de su personalidad y entender mejor las situaciones y estados de ánimo que le condujeron a la escritura de sus poemas.
Alun Lewis murió en Birmania, en 1944. Fue encontrado muerto de un disparo en la cabeza, cerca de las letrinas de los oficiales. Junto al cuerpo, su revólver. Una investigación posterior dictaminó que fue una muerte accidental.
Lewis escribió a su mujer hasta poco antes de morir. El último párrafo de la última carta incluida en el citado libro dice así: "Perdona, tengo que irme. Y Dios esté en nuestras cabezas y en nuestros ojos y en nuestro entendimiento. Cómprame una máquina de escribir cuando alguien tenga una para vender, y yo te compraré una hermosa hermosa esmeralda o quizá un zafiro o quizá algo que ninguno de los dos sabe. "

Comentarios

  1. Hermosa semblanza. Sólo se echa de menos algún poema suyo.
    Un abrazo:
    JLP

    ResponderEliminar
  2. Gracias, José Luis. Más adelante ya colgaré algún poema suyo. Esto es para abrir boca. En Youtube hay recreaciones virtuales de Alun Lewis recitando sus poemas. Te sugiero: Alun Lewis "Song" WW2 Poem Animation Movie, en el que quien pone la voz es ¡nada menos que Dylan Thomas!
    A propósito: El viernes pasado estuve escuchando a Roger Wolfe en el Aula de las Metáforas de Grado. Después de leer una selección de sus poemas, cerró el acto leyendo un fragmento de los "Cuatro Cuartetos" de Eliot. A la salida me comentó que aquí, al contrario que en Inglaterra, no existe la tradición de recitales en los que poetas lean poemas de otros poetas. Y es una pena. A mi, por ejemplo, me hubiese gustado escuchar a Gil de Biedma leyendo a Auden, por ejemplo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Yo alguna vez leo poemas de otros que me gustan. Pero raramente, porque suele chocar.
    Buen poeta, Wolfe.
    Buscaré en Youtube ese recital.
    Un abrazo:
    JLP

    ResponderEliminar
  4. Puede ser que se volara la cabeza aburrido de su larga vida. De todas formas es una indecencia que el ejército británico movilizara a ancianos centenarios aunque fuera para repartir papel higiénico en el frente birmano. Seguro que sólo lo hicieron con los galeses.

    ResponderEliminar
  5. Las miserias de la guerra, Gwynn. Y siguen...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Incierta Fritillaria

La historia de la Fritillaria en Gran Bretaña es igualmnente incierta. Es seguro que se cultivaba allí en 1597, y posiblemente hacia 1578 (en realidad los nombrs de esta planta no se fijaron tan pronto, y a veces no está claro de qué planta se habla). Por otro lado, el primer registro de la planta en el mundo natural data de 1736, y hasta eso es anómalo, nadie afirma haber vuelto a verla hasta 1776, una fecha muy tardía para una nativa británica auténtica, sobre todo para una tan llamativa, inconfundible y atractiva. En otras palabras, quien considere nativa la Fritillaria deberá reconocer que las distintas generaciones de botánicos de los siglos XVII y XVIII se pusieron de acuerdo para no mencionarla en absoluto, una confabuilación solo comparable a la de la NASA cuando simuló los aterrizajes de estadounidenses en la Luna, supuestamente en los días que les quedaban libres en la tarea de vigilar los artefactos alienígenas de Roswell.

(Ken Thompson, ¿De dónde son los camellos? Creencia…

Cuando se apaga la luz

"Ningún hombre es listo cuando una mujer apaga la luz".

(Barry Sullivan en Mujer inteligente, 1948, de Edward A. Blatt. Guion de Alvah Bessie y otros).

Un bizarro y efímero fenómeno

La afición de Faulkner por la aviación fue muy temprana. En julio de 1918 partió hacia Toronto para alistarse como piloto cadete en la rama canadiense de la Royal Air Force. Sin embargo el armisticio llegó sin haber concluido el entrenamiento, lo que no le impidió que regresara a su casa de Oxford con uniforme y contando baladronadas acerca de su participación en combates aéreos en los cielos de Alemania. En los años treinta su afición a los aviones se reforzó. Consiguió una licencia de piloto y se compró  un aeroplano de cabina Waco, participando en varias exhibiciones aéreas.
En febrero de 1934 asistió a la ceremonia de inauguración del aeropuerto Sushan, en Nueva Orleans. La experiencioa vivida durante este viaje forma parte del material utilizado para escribir Pylon, publicada en marzo del año siguiente, poco antes de que muriera en accidente aéreo su hermano menor Dean, piloto acrobático.
Pylon es una obra menor dentro de la producción novelística de Faulkner, pero solo en términ…