Ir al contenido principal

Verano mix

Como todos los veranos, ha habido un poco de todo. De lo que más, calor. Mucho calor. He leído y he escrito, pero no demasiado. Ante todo, descanso, tranquilidad y buenos alimentos. Este agosto, en la costa tarraconense, no hemos tenido plaga de medusas, pero sí ejércitos de mosquitos "tigre" que han asediado al personal. Confirmo que se han dado un festín a mi costa, a pesar de intentar disuadirlos con repelentes. Por lo demás, las playas, llenas; las fiestas mayores de los pueblos, llenas; las carreteras, llenas. ¿Crisis? Tal vez. Leí un sondeo en el que se decía que los españolles eran los europeos que se sentían más felices. Tal vez. Afortunadamente, no ha habido grandes catástrofes, salvo algunos incendios y ciertas declaraciones de políticos. Tampoco ha habido "serpiente de verano". Con cierta nostalgia he recordado cuando en La Vanguardia salían cada día cartas al director asegurando haber observado un ave gigantesca volando en el caliginoso cielo de Barcelona. Este agosto ha habido un amago de polémica en torno a la necesidad o no de leer a Larsson -el escritor del verano, sin duda- pero no pasó a mayores. En fin, calor, mosquitos, siesta: verano.

Comentarios

  1. En este mes todo lo que acontece parece no tener la misma dimensión que en cualquier otro mes del año.
    Feliz regreso.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Pues yo he aprovechado entre otras cosas para leerle a usted . La perla de Oriente , sacada de la biblioteca pública de Tarragona por cierto, a ver si hemos sido paisanos temporales... que honor. Por cierto La perla me gustó mucho. Me alegra que esté de vuelta Dr. Ordaz.

    ResponderEliminar
  3. Gracias,Diario de Rayuela y Jan Puerta. Amigo Arcadi: Sí, he estado en Tarragona este agosto, paseando por sus calles del casco antiguo. Quién sabe si nos hemos cruzado por la calle.
    Gracias por escoger La Perla del Oriente como lectura este verano.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Finales felices

Brad Pitt: "¿Crees que esta historia tendrá un final feliz?"
Angelina Jolie: "Los finales felices son historias sin acabar."

(Sr. y Sra. Smith, 2005, de Doug Liman. Guion de Simon Kinberg).

Presente continuo

Para una historia de la literatura, el único criterio de valor debe ser el presente, quiero decir, lo que justifica históricamente a un escritor no es su permanencia en el aire de los tiempos sino que su realidad es una especie de presente continuo que lo hace contemporáneo en algunas épocas y lo oscurece en otras. Porque para nadie, en ningún tuempo, hay valores absolutos.

(Ricardo Piglia, Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación, Anagrana, 2015).

Luis Romero

Luis Romero (Barcelona, 1916-2009)  a principios de los años cincuenta.

A Luis Romero -de quien este año se cumple el centenario de su nacimiento- le sorprendió la. concesión del Premio Eugenio Nadal de 1951 durante su estancia en Argentina. La Noria era su primera novela (antes había publicado un libro de poemas, Cuerda tensa, y otro de viajes, Tabernas) y describe un día de Barcelona a través de treinta y seis personajes, sin contar otros secundarios o menos relevantes. Ya en su día, Eugenio de Nora destacó la influencia técnica de La colmena de Camilo José Cela y de la traducción al castellano (por José Salas Subirat) de Ulises, de James Joyce. Ambas novelas, que habían sido publicadas en Argentina, estaban muy en boga. Yo añadiría otra posible influencia cinematográfica: La ronde (1950), de Max Ophüls, basada en la obra de Arthur Schnitzler.
La novela de Romero (reeditada recientemente por la editorial Comanegra) combina el realismo objetivista y el monólogo interior. Los personaje…