Ir al contenido principal

Luna

Hace cuarenta años que el hombre llegó a la Luna. Me acuerdo bien. Vi la retransmisión en directo, sentado ante la pantalla de televisión, en blanco y negro, con la voz de Jesús Hermida narrando el acontecimiento. Es de las cosas que no se olvidan.
Cada curso, cuando en la asignatura de Geoquímica me toca explicar la composición de los materiales lunares, les hablo de algunos minerales típicos de nuestro satélite. Les menciono la armalcolita, cuyo nombre es un homenaje a Armnstrong, Aldrin y Collins. Entonces les hago a los alumnos la siguiente pregunta: ¿Alguien sabe quiénes fueron? Y a veces, alguno o alguna lo sabe.

Comentarios

  1. Anónimo21/7/09 0:02

    Lo peor no será cuando no sepán quién eran Armstrong y Aldrin sino cuando te digan que todo ha sido una conspiración, que el hombre no llegó a la Luna, que todo se filmó en un estudio de Arizona y que hay pruebas fehacientes de ello. Y que no haya un medio de comunicación que al referirse al alunizaje no saque a relación la conspiración lunar... Nunca saldremos de pobres. Un abrazo:
    JLP

    ResponderEliminar
  2. Ayer vi el programa especial de TVE sobre la llegada del hombre a la Luna, presentado por Hermida, y cómo no, dieron cancha a los de la conspiración, como si esto fuese aún motivo de debate.
    Teorías conspirativas siempre han existido, lo que pasa es que ahora, con internet, cualquiera puede colgar una chorrada que siempre habrá alguien que se la crea. Antes, en cambio, había que escribir un libro y esperar a que alguien lo leyera. (Conservo un libro del siglo XIX titulado "Napoleón nunca existió". O sea, nada nuevo bajo ... la luna).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un poema de Pizarnik

OJOS PRIMITIVOS

     En donde el miedo no cuenta cuentos y poemas, no forma figuras de terror y de gloria.

     Vacío gris es mi nombre, mi pronombre.

     Conozco la gama de los miedos y ese comenzar a cantar despacito en el desfiladero que reconduce hacia mi desconocida que soy, mi emigrante de sí.

     Escribo contra el miedo. Contra el viento con garras que se aloja en mi respiración.

     Y cuando por la mañana temes encontrarte muerta (y que no haya más imágenes): el silencio de la comprensión, el silencio del mero estar, en esto se van los años, en esto se fue la bella alegría animal.

(Alejandra Pizarnik, Nombres y figuras, Picazo, Barcelona, 1969).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).