Ir al contenido principal

Aforismos médico-políticos

En una adquisición de libros viejos, el insigne librero anticuario Antonio Palau y Dulcet dio con un manuscrito de la primera mitad del siglo XIX que contenía la traducción castellana de los Aforismi medico politici del médico Alejandro Knips Macoppe (1662-1744), profesor de la universidad de Padua.
El cuaderno solo contenía 59 del centenar de aforismos originales. Fueron estos los que publicó Palau en una edición limitada de 300 ejemplares numerados y rubricados por el editor. El librito, de 43 páginas, se imprimió en Barcelona en 1928, en la imprenta del maestro Ràfols.
Este es uno de los aforismos:

"Si los amigos imparciales te juzgan apto para publicar libros, no seas temeroso; sigue solo a su justa voluntad, porque los tímidos no han cantado jamás triunfo alguno. Se pierde en el olvido lo que no se conoce y de lo desconocido no se tiene el menor deseo."

Comentarios

Entradas populares

Un poema de Pizarnik

OJOS PRIMITIVOS

     En donde el miedo no cuenta cuentos y poemas, no forma figuras de terror y de gloria.

     Vacío gris es mi nombre, mi pronombre.

     Conozco la gama de los miedos y ese comenzar a cantar despacito en el desfiladero que reconduce hacia mi desconocida que soy, mi emigrante de sí.

     Escribo contra el miedo. Contra el viento con garras que se aloja en mi respiración.

     Y cuando por la mañana temes encontrarte muerta (y que no haya más imágenes): el silencio de la comprensión, el silencio del mero estar, en esto se van los años, en esto se fue la bella alegría animal.

(Alejandra Pizarnik, Nombres y figuras, Picazo, Barcelona, 1969).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).