Ir al contenido principal

Kryptonita terrestre

Muestra de jaderita, del Museo de Geología de la Universidad de Oviedo.
(Foto: Luis Miguel Rodríguez Terente)

Cualquiera que haya leído las historietas de Superman sabe lo que es la kryptonita y lo que significa para un kryptoniano como él: la potente radiación de sus cristales verdes anula los poderes del superhéroe. El malvado Lex Luthor, su archienemigo, lo sabe y en la película Superman Returns: El regreso roba en un museo un ejemplar de kryptonita cuya composición química corresponde a un hidroxisilicato de sodio, litio, boro y flúor.
Ahora bien, ¿existe algún mineral en la Tierra parecido a la ficticia kryptonita?
Sí, lo hay.
En 2006 geólogos de la compañía minera Rio Tinto descubrieron en el valle de Jadar, en Serbia, un agregado mineral de carácter noduloso y color blanquecino. Analizado por el Dr. Chris Stanley, del Museo de Historia Natural de Londres, resultó ser una nueva especie mineral, que recibió el nombre de jadarita, y cuya composición es casi idéntica a la de la hipotética kryptonita. Solo que no tiene flúor. Además, no es ni verde ni radiactiva.
Pero esto no es problema. Tampoco hay supermanes terrestres.

Comentarios

  1. Anónimo7/5/09 0:33

    A mí siempre me cayó bien Lex Luthor. En la película de Cristopher Reeve era el único que tenía algo de ironía. Y sus secuaces (Otis y la señorita Tessmaker) eran impagables.
    Pero además me acuerdo de un cómic de Superman en el que Superman viaja al pasado para evitar la muerte de Abraham Lincoln. "Casualmente", Luthor anda por allí porque ha ido con una máquina del tiempo a hacer alguna fechoría. Cuando ve a Superman (en realidad es Superboy) piensa que ha venido a detenerle y le paraliza con un trozo de kryptonita (quizá era jadarita). Superboy no puede evitar que maten a Lincoln pero Luthor se da cuenta finalmente de a qué ha venido. Se va diciendo al Superboy aún paralizado: "No me mires así, yo no lo sabía". Y hay una viñeta conmovedora en que Lex se cubre la cara con las manos y piensa: "Dios mío, de todas las maldades que he cometido en mi vida esta ha sido la peor". Realmente tierno.
    Un abrazo:
    JLP

    ResponderEliminar
  2. Por lo general los villanos de los comics suelen dar más juego que los superhéroes, porque son menos previsibles.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. De todos modos el resultado de este descubrimiento es bastante desolador: tenemos la materia para matar al héroe, pero no tenemos al héroe. ¿Quizá es que lo sabe, que ya nos hemos preparado para atacar su punto débil aun antes de que aparezca?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Cuando se apaga la luz

"Ningún hombre es listo cuando una mujer apaga la luz".

(Barry Sullivan en Mujer inteligente, 1948, de Edward A. Blatt. Guion de Alvah Bessie y otros).

Incierta Fritillaria

La historia de la Fritillaria en Gran Bretaña es igualmnente incierta. Es seguro que se cultivaba allí en 1597, y posiblemente hacia 1578 (en realidad los nombrs de esta planta no se fijaron tan pronto, y a veces no está claro de qué planta se habla). Por otro lado, el primer registro de la planta en el mundo natural data de 1736, y hasta eso es anómalo, nadie afirma haber vuelto a verla hasta 1776, una fecha muy tardía para una nativa británica auténtica, sobre todo para una tan llamativa, inconfundible y atractiva. En otras palabras, quien considere nativa la Fritillaria deberá reconocer que las distintas generaciones de botánicos de los siglos XVII y XVIII se pusieron de acuerdo para no mencionarla en absoluto, una confabuilación solo comparable a la de la NASA cuando simuló los aterrizajes de estadounidenses en la Luna, supuestamente en los días que les quedaban libres en la tarea de vigilar los artefactos alienígenas de Roswell.

(Ken Thompson, ¿De dónde son los camellos? Creencia…

Un bizarro y efímero fenómeno

La afición de Faulkner por la aviación fue muy temprana. En julio de 1918 partió hacia Toronto para alistarse como piloto cadete en la rama canadiense de la Royal Air Force. Sin embargo el armisticio llegó sin haber concluido el entrenamiento, lo que no le impidió que regresara a su casa de Oxford con uniforme y contando baladronadas acerca de su participación en combates aéreos en los cielos de Alemania. En los años treinta su afición a los aviones se reforzó. Consiguió una licencia de piloto y se compró  un aeroplano de cabina Waco, participando en varias exhibiciones aéreas.
En febrero de 1934 asistió a la ceremonia de inauguración del aeropuerto Sushan, en Nueva Orleans. La experiencioa vivida durante este viaje forma parte del material utilizado para escribir Pylon, publicada en marzo del año siguiente, poco antes de que muriera en accidente aéreo su hermano menor Dean, piloto acrobático.
Pylon es una obra menor dentro de la producción novelística de Faulkner, pero solo en términ…