Ir al contenido principal

Kryptonita terrestre

Muestra de jaderita, del Museo de Geología de la Universidad de Oviedo.
(Foto: Luis Miguel Rodríguez Terente)

Cualquiera que haya leído las historietas de Superman sabe lo que es la kryptonita y lo que significa para un kryptoniano como él: la potente radiación de sus cristales verdes anula los poderes del superhéroe. El malvado Lex Luthor, su archienemigo, lo sabe y en la película Superman Returns: El regreso roba en un museo un ejemplar de kryptonita cuya composición química corresponde a un hidroxisilicato de sodio, litio, boro y flúor.
Ahora bien, ¿existe algún mineral en la Tierra parecido a la ficticia kryptonita?
Sí, lo hay.
En 2006 geólogos de la compañía minera Rio Tinto descubrieron en el valle de Jadar, en Serbia, un agregado mineral de carácter noduloso y color blanquecino. Analizado por el Dr. Chris Stanley, del Museo de Historia Natural de Londres, resultó ser una nueva especie mineral, que recibió el nombre de jadarita, y cuya composición es casi idéntica a la de la hipotética kryptonita. Solo que no tiene flúor. Además, no es ni verde ni radiactiva.
Pero esto no es problema. Tampoco hay supermanes terrestres.

Comentarios

  1. Anónimo7/5/09 0:33

    A mí siempre me cayó bien Lex Luthor. En la película de Cristopher Reeve era el único que tenía algo de ironía. Y sus secuaces (Otis y la señorita Tessmaker) eran impagables.
    Pero además me acuerdo de un cómic de Superman en el que Superman viaja al pasado para evitar la muerte de Abraham Lincoln. "Casualmente", Luthor anda por allí porque ha ido con una máquina del tiempo a hacer alguna fechoría. Cuando ve a Superman (en realidad es Superboy) piensa que ha venido a detenerle y le paraliza con un trozo de kryptonita (quizá era jadarita). Superboy no puede evitar que maten a Lincoln pero Luthor se da cuenta finalmente de a qué ha venido. Se va diciendo al Superboy aún paralizado: "No me mires así, yo no lo sabía". Y hay una viñeta conmovedora en que Lex se cubre la cara con las manos y piensa: "Dios mío, de todas las maldades que he cometido en mi vida esta ha sido la peor". Realmente tierno.
    Un abrazo:
    JLP

    ResponderEliminar
  2. Por lo general los villanos de los comics suelen dar más juego que los superhéroes, porque son menos previsibles.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. De todos modos el resultado de este descubrimiento es bastante desolador: tenemos la materia para matar al héroe, pero no tenemos al héroe. ¿Quizá es que lo sabe, que ya nos hemos preparado para atacar su punto débil aun antes de que aparezca?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un milagro de san Salvador de Horta

"Dos casados vizcaínos traxeron desde aquel reino a Horta una hija, que era sorda y muda de nacimiento; y poniéndola a los pies del venerable Fray Salvador, les dixo que estuviesen ocho días en la Iglesia orando a Nuestra Señora, y que después hablaría la muchacha. Pasados quatro días habló, pero en lengua catalana, conformándose con el idioma del territorio en que estaba. Entonces viendo hablar a la muda gritaron todos: Milagro, milagro. Pero sus padres como no entendían aquella lengua estaban descontentos, y levantando la voz decían que ellos no querían, ni pedían, que hablase su hija lengua catalana, sino vizcaína; y fueron a Fray Salvador, que le quitase la lengua catalana y le diese la vizcaína. Él les respondió: Vosotros proseguid la oración de los ocho días, que yo también continuaré la mía. Y cumplidos los ocho días, delante de los muchos que concurrieron a ver la novedad, dixo: Amigo, la Virgen Santísima quiere que la niña hable catalán mientras esté en el reino de Catal…

Un poema de Muntañola

La noche es un árbol turbio que se enrreda en el árbol, es antracita antigua quemando la luz, es la piel más arcana del aire. El árbol lo sabe. Él bebe la noche.

(Esther Muntañola, Árbol. Ediciones Tigre de Papel, 2018).

De Anaïs Nin a Nicolás Guillén, con un interludio musical.

En los diarios tempranos de Anaïs Nin, escritos en los años veinte, el apellido Madriguera aparece en varias ocasiones. Paquita y Enric Madriguera eran dos hermanos catalanes, músicos precoces y amigos del compositor hispanocubano Joaquín Nin Castellanos, padre de Anaïs y de Joaquín Nin-Culmell, compositor como su padre. Ambos se alojaron en varias ocasiones en casa de Anaïs. Paquita fue una reconocida pianista, que más tarde se casaría con el guitarrista Andrés Segovia. Enric era violinista y tras empezar una prometedora carrera como intérprete clásico, al llegar Estados Unidos se pasó a la música moderna con gran éxito. Al frente de su banda se hizo famoso como compositor de canciones y bailables de ritmos latinoamericanos, compitiendo en este ámbito con su compatriota Xavier Cugat. El figuerense había empezado su carrera profesional en La Habana, donde se había criado y formado también como violinista.
Una de las canciones más recordadas de Enric Madriguera es "Adiós", co…