Ir al contenido principal

Kryptonita terrestre

Muestra de jaderita, del Museo de Geología de la Universidad de Oviedo.
(Foto: Luis Miguel Rodríguez Terente)

Cualquiera que haya leído las historietas de Superman sabe lo que es la kryptonita y lo que significa para un kryptoniano como él: la potente radiación de sus cristales verdes anula los poderes del superhéroe. El malvado Lex Luthor, su archienemigo, lo sabe y en la película Superman Returns: El regreso roba en un museo un ejemplar de kryptonita cuya composición química corresponde a un hidroxisilicato de sodio, litio, boro y flúor.
Ahora bien, ¿existe algún mineral en la Tierra parecido a la ficticia kryptonita?
Sí, lo hay.
En 2006 geólogos de la compañía minera Rio Tinto descubrieron en el valle de Jadar, en Serbia, un agregado mineral de carácter noduloso y color blanquecino. Analizado por el Dr. Chris Stanley, del Museo de Historia Natural de Londres, resultó ser una nueva especie mineral, que recibió el nombre de jadarita, y cuya composición es casi idéntica a la de la hipotética kryptonita. Solo que no tiene flúor. Además, no es ni verde ni radiactiva.
Pero esto no es problema. Tampoco hay supermanes terrestres.

Comentarios

  1. Anónimo7/5/09 0:33

    A mí siempre me cayó bien Lex Luthor. En la película de Cristopher Reeve era el único que tenía algo de ironía. Y sus secuaces (Otis y la señorita Tessmaker) eran impagables.
    Pero además me acuerdo de un cómic de Superman en el que Superman viaja al pasado para evitar la muerte de Abraham Lincoln. "Casualmente", Luthor anda por allí porque ha ido con una máquina del tiempo a hacer alguna fechoría. Cuando ve a Superman (en realidad es Superboy) piensa que ha venido a detenerle y le paraliza con un trozo de kryptonita (quizá era jadarita). Superboy no puede evitar que maten a Lincoln pero Luthor se da cuenta finalmente de a qué ha venido. Se va diciendo al Superboy aún paralizado: "No me mires así, yo no lo sabía". Y hay una viñeta conmovedora en que Lex se cubre la cara con las manos y piensa: "Dios mío, de todas las maldades que he cometido en mi vida esta ha sido la peor". Realmente tierno.
    Un abrazo:
    JLP

    ResponderEliminar
  2. Por lo general los villanos de los comics suelen dar más juego que los superhéroes, porque son menos previsibles.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. De todos modos el resultado de este descubrimiento es bastante desolador: tenemos la materia para matar al héroe, pero no tenemos al héroe. ¿Quizá es que lo sabe, que ya nos hemos preparado para atacar su punto débil aun antes de que aparezca?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Finales felices

Brad Pitt: "¿Crees que esta historia tendrá un final feliz?"
Angelina Jolie: "Los finales felices son historias sin acabar."

(Sr. y Sra. Smith, 2005, de Doug Liman. Guion de Simon Kinberg).

Presente continuo

Para una historia de la literatura, el único criterio de valor debe ser el presente, quiero decir, lo que justifica históricamente a un escritor no es su permanencia en el aire de los tiempos sino que su realidad es una especie de presente continuo que lo hace contemporáneo en algunas épocas y lo oscurece en otras. Porque para nadie, en ningún tuempo, hay valores absolutos.

(Ricardo Piglia, Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación, Anagrana, 2015).

Luis Romero

Luis Romero (Barcelona, 1916-2009)  a principios de los años cincuenta.

A Luis Romero -de quien este año se cumple el centenario de su nacimiento- le sorprendió la. concesión del Premio Eugenio Nadal de 1951 durante su estancia en Argentina. La Noria era su primera novela (antes había publicado un libro de poemas, Cuerda tensa, y otro de viajes, Tabernas) y describe un día de Barcelona a través de treinta y seis personajes, sin contar otros secundarios o menos relevantes. Ya en su día, Eugenio de Nora destacó la influencia técnica de La colmena de Camilo José Cela y de la traducción al castellano (por José Salas Subirat) de Ulises, de James Joyce. Ambas novelas, que habían sido publicadas en Argentina, estaban muy en boga. Yo añadiría otra posible influencia cinematográfica: La ronde (1950), de Max Ophüls, basada en la obra de Arthur Schnitzler.
La novela de Romero (reeditada recientemente por la editorial Comanegra) combina el realismo objetivista y el monólogo interior. Los personaje…