Ir al contenido principal

Diluvio


Desconozco las razones por las que Gaetano Donnizetti decidió componer una ópera sobre el diluvio universal. A no ser que el teatro donde fuera a estrenarse quisiera dar a conocer unas máquinas de efectos especiales muy aparentes, no entiendo cómo el compositor de Bergamo se embarcó en un asunto tan poco belcantista. Le ayudó en la empresa su amigo el libretista Domenico Gilardoni. Ni la ópera es de las mejores de Donnizetti ni el libreto sobrepasa la medianía de muchos de la época.
Tengo ante mí el folleto bilingüe impreso en Madrid, en febrero de 1834, con ocasión de la representación "en los teatros de esta Corte" de Il Diluvio universale, "acción trágico-sagrada en tres actos", bajo la dirección del maestro Ramón Carnicer. La trama urdida por Gilardoni es una fantasía disparatada. En el reparto salen Noé, sus hijos Sem, Cam y Jafet, las esposas de éstos, Cadmo, jefe de los sátrapas de Senaar y Artoo, jefe de los bracmanes de la Atlántida.
Tras las intrigas y desgarros de rigor, al final del último acto la cosa se pone realmente fea y se ve venir la catástrofe entre gran aparato eléctrico. Es entonces cuando el coro de sátrapas entona: "¡Ah! ¡Unas tinieblas horrorosas ocultan al cielo y la tierra! ¡Menudean los rayos, y las tempestades! Los elementos se chocan. Sálvase el profeta y desafía impávido el fuego y la tormenta. Todo lo que predijo Noé se verifica... ¡Ay, dijo la verdad!... El Dios, en quien ahora creemos, envía sus venganzas."
A continuación todos huyen y se dispersan con la mayor confusión... "(mientras las aguas caen del cielo, se derraman de los montes, se levantan de la tierra y las familias de los hombres quedan sumergidas, se ve solo el arca que sobrenada ilesa)." Telón.

Comentarios

  1. Il Diluvio es argumentalmente disparatado pero divertido. En cambio, para este próximo y festivo jueves, se anuncia, en la ciudad en la que vivo, una obra infumable vendida durante años como la primera ópera bufa, La Serva Padrona, de Pergolesi, intermedio desgajado de algo aún peor, la "ópera seria" El Orgulloso Prisionero hoy perdida en los predios de la naftalina. La representación está sufragada y promovida por la sección cultural de la segunda caja de ahorros de la región.

    ResponderEliminar
  2. Lo que tiene la ópera es que a pesar de un libreto impresentable el espectáculo se salva si la música es buena y los interprétes no la estropean. Esto no pasa en otras artes.
    (Me gusta esto de los "predios de la naftalina")

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Finales felices

Brad Pitt: "¿Crees que esta historia tendrá un final feliz?"
Angelina Jolie: "Los finales felices son historias sin acabar."

(Sr. y Sra. Smith, 2005, de Doug Liman. Guion de Simon Kinberg).

Presente continuo

Para una historia de la literatura, el único criterio de valor debe ser el presente, quiero decir, lo que justifica históricamente a un escritor no es su permanencia en el aire de los tiempos sino que su realidad es una especie de presente continuo que lo hace contemporáneo en algunas épocas y lo oscurece en otras. Porque para nadie, en ningún tuempo, hay valores absolutos.

(Ricardo Piglia, Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación, Anagrana, 2015).

Luis Romero

Luis Romero (Barcelona, 1916-2009)  a principios de los años cincuenta.

A Luis Romero -de quien este año se cumple el centenario de su nacimiento- le sorprendió la. concesión del Premio Eugenio Nadal de 1951 durante su estancia en Argentina. La Noria era su primera novela (antes había publicado un libro de poemas, Cuerda tensa, y otro de viajes, Tabernas) y describe un día de Barcelona a través de treinta y seis personajes, sin contar otros secundarios o menos relevantes. Ya en su día, Eugenio de Nora destacó la influencia técnica de La colmena de Camilo José Cela y de la traducción al castellano (por José Salas Subirat) de Ulises, de James Joyce. Ambas novelas, que habían sido publicadas en Argentina, estaban muy en boga. Yo añadiría otra posible influencia cinematográfica: La ronde (1950), de Max Ophüls, basada en la obra de Arthur Schnitzler.
La novela de Romero (reeditada recientemente por la editorial Comanegra) combina el realismo objetivista y el monólogo interior. Los personaje…