Ir al contenido principal

Cualquiera escribe

El escritor Agustín García Simón ha dicho: "Cualquier idiota escribe ahora libros."
De acuerdo, pero yo quitaría "ahora."

Comentarios

  1. ¿Por qué no dice lo mismo de los editores idiotas que dan alas a esos escritores?
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Sí, pero quién le pone el cascabel al gato... es decir, ¿quién tiene los santos redaños de considerarse un escritor idiota, o, mejor, un idiota metido a escritor? Así se haría constar en las contraportadas de los libros, y todo sería más fácil. Más ilustrativo. Juego limpio, en suma.

    ResponderEliminar
  3. Ja ja ja! Tiene mucha razón ese hombre. Y tú también, al quitar el "ahora". De todos modos, yo extrapolaría la frase a otras actividades: cualquier idiota es diputado, cualquier idiota es ministro, cualquier idiota da clases, cualquier idiota es crítico literario, cualquier idiota es periodista... Así hasta el infinito.
    Riámonos de nosotros mismos (y de los demás, évidemment).
    JLP

    ResponderEliminar
  4. Hola!!
    Interesante el blog con mucha literatura. Nunca es lo mismo leer por la pantalla del pc que con el libro en la mano, pero de vez en cuandome paso por blogs de este tipo para disfrutar de un ratito de lectura.
    Si os parece os dejo una web donde podreis comprar libros. Es una web con un largo catalogo con bastantes tematicas. Creo que puede ser de vuestro interes.
    Un saludo y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  5. ¿Y quien es Agustín García Simón? (mi ignoranciA es supina, ya buscaré por google)
    Esas afirmaciones son realmente tramposas.
    Ese señor no se ha parado a pensar que para mucha gente a lo mejor lo que escribe no gusta.
    Coincido con Arsenio, ¿quien decide lo que es bueno o malo? Si se quiere eso, que hagan una religión y propongan un PAPA literario e inmediatamente yo apostataré

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que la frase es tramposa cuando se pronuncia como un juicio de valor, desde una posición de superioridad; pero no lo es si se dice como una constatación de la realidad: ciertamente todo el mundo puede escribir (y, de hecho, tiene derecho a ello), incluidos, por supuesto, los idiotas. Otra cosa es que se lo publiquen, que intenten pasarnos el gato por liebr, etc... y aquí viene la responsabilidad de los eitores.(Por cierto, Antonio, tengo un amigo en Oviedo que se apellida Cueto Serrano).
    Leo en el María Moliner que idiota viene del griego "idiotes" y el latín "idiota", hombre privado, hombre no adscrito a una profesión, ignorante. En este sentido, todos somos un poco idiotas.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo21/3/09 1:17

    ¿Cualquier libro lo escribe cualquier idiota?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Cuando se apaga la luz

"Ningún hombre es listo cuando una mujer apaga la luz".

(Barry Sullivan en Mujer inteligente, 1948, de Edward A. Blatt. Guion de Alvah Bessie y otros).

Incierta Fritillaria

La historia de la Fritillaria en Gran Bretaña es igualmnente incierta. Es seguro que se cultivaba allí en 1597, y posiblemente hacia 1578 (en realidad los nombrs de esta planta no se fijaron tan pronto, y a veces no está claro de qué planta se habla). Por otro lado, el primer registro de la planta en el mundo natural data de 1736, y hasta eso es anómalo, nadie afirma haber vuelto a verla hasta 1776, una fecha muy tardía para una nativa británica auténtica, sobre todo para una tan llamativa, inconfundible y atractiva. En otras palabras, quien considere nativa la Fritillaria deberá reconocer que las distintas generaciones de botánicos de los siglos XVII y XVIII se pusieron de acuerdo para no mencionarla en absoluto, una confabuilación solo comparable a la de la NASA cuando simuló los aterrizajes de estadounidenses en la Luna, supuestamente en los días que les quedaban libres en la tarea de vigilar los artefactos alienígenas de Roswell.

(Ken Thompson, ¿De dónde son los camellos? Creencia…

Un bizarro y efímero fenómeno

La afición de Faulkner por la aviación fue muy temprana. En julio de 1918 partió hacia Toronto para alistarse como piloto cadete en la rama canadiense de la Royal Air Force. Sin embargo el armisticio llegó sin haber concluido el entrenamiento, lo que no le impidió que regresara a su casa de Oxford con uniforme y contando baladronadas acerca de su participación en combates aéreos en los cielos de Alemania. En los años treinta su afición a los aviones se reforzó. Consiguió una licencia de piloto y se compró  un aeroplano de cabina Waco, participando en varias exhibiciones aéreas.
En febrero de 1934 asistió a la ceremonia de inauguración del aeropuerto Sushan, en Nueva Orleans. La experiencioa vivida durante este viaje forma parte del material utilizado para escribir Pylon, publicada en marzo del año siguiente, poco antes de que muriera en accidente aéreo su hermano menor Dean, piloto acrobático.
Pylon es una obra menor dentro de la producción novelística de Faulkner, pero solo en términ…