Ir al contenido principal

Cualquiera escribe

El escritor Agustín García Simón ha dicho: "Cualquier idiota escribe ahora libros."
De acuerdo, pero yo quitaría "ahora."

Comentarios

  1. ¿Por qué no dice lo mismo de los editores idiotas que dan alas a esos escritores?
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Sí, pero quién le pone el cascabel al gato... es decir, ¿quién tiene los santos redaños de considerarse un escritor idiota, o, mejor, un idiota metido a escritor? Así se haría constar en las contraportadas de los libros, y todo sería más fácil. Más ilustrativo. Juego limpio, en suma.

    ResponderEliminar
  3. Ja ja ja! Tiene mucha razón ese hombre. Y tú también, al quitar el "ahora". De todos modos, yo extrapolaría la frase a otras actividades: cualquier idiota es diputado, cualquier idiota es ministro, cualquier idiota da clases, cualquier idiota es crítico literario, cualquier idiota es periodista... Así hasta el infinito.
    Riámonos de nosotros mismos (y de los demás, évidemment).
    JLP

    ResponderEliminar
  4. Hola!!
    Interesante el blog con mucha literatura. Nunca es lo mismo leer por la pantalla del pc que con el libro en la mano, pero de vez en cuandome paso por blogs de este tipo para disfrutar de un ratito de lectura.
    Si os parece os dejo una web donde podreis comprar libros. Es una web con un largo catalogo con bastantes tematicas. Creo que puede ser de vuestro interes.
    Un saludo y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  5. ¿Y quien es Agustín García Simón? (mi ignoranciA es supina, ya buscaré por google)
    Esas afirmaciones son realmente tramposas.
    Ese señor no se ha parado a pensar que para mucha gente a lo mejor lo que escribe no gusta.
    Coincido con Arsenio, ¿quien decide lo que es bueno o malo? Si se quiere eso, que hagan una religión y propongan un PAPA literario e inmediatamente yo apostataré

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que la frase es tramposa cuando se pronuncia como un juicio de valor, desde una posición de superioridad; pero no lo es si se dice como una constatación de la realidad: ciertamente todo el mundo puede escribir (y, de hecho, tiene derecho a ello), incluidos, por supuesto, los idiotas. Otra cosa es que se lo publiquen, que intenten pasarnos el gato por liebr, etc... y aquí viene la responsabilidad de los eitores.(Por cierto, Antonio, tengo un amigo en Oviedo que se apellida Cueto Serrano).
    Leo en el María Moliner que idiota viene del griego "idiotes" y el latín "idiota", hombre privado, hombre no adscrito a una profesión, ignorante. En este sentido, todos somos un poco idiotas.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo21/3/09 1:17

    ¿Cualquier libro lo escribe cualquier idiota?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Nuevo libro

"Este texto es la historia del reencuentro con un autor que me ha acompañado con intermitencias durante cincuenta años, y cuya vida, personalidad y obra literaria me resultan especialmente fascinantes. Pero no es solo eso. En cierta forma Prokosch también es el pretexto para hablar de escritura y libros. Del oficio de escritor. Del éxito y del fracaso. De críticas y rechazos. De realidad y ficción. Del azar. De máscaras. Esto es, de vida y literatura."


Mayo del 68: Una visión

"Estoy convencido de que de no haber sido bueno el tiempo reinante durante el mes de mayo, la revolución no se hubiera podido hacer. Quizás se hubiera reducido a unas cuantas escaramuzas. La lluvia y el frío suelen atenuar los ánimos revolucionarios más que ninguna otra cosa. Sé que esto podrá resultar cínico, pero yo creo que es verdad. La policía de París también compartía mi opinión.  Tengo entendido que los oficiales de la Prefectura se reunían todos los días para estar al corriente de los boletines meteorológicos." Quien así habla es el periodista Jack Hartley, narrador y uno de los protagonistas de la novela El alegre mes de mayo (1971), del escritor estadounidense James Jones.
No es el famoso autor de novelas como De aquí a la eternidad o Como un torrente un nombre que se suela asociar a los hechos de mayo de 1968. No obstante, fue uno de los pocos escritores norteamericanos que, a poco de suceder los hechos, decidió novelarlos. (Otro autor fue su compatriota Frank Y…

Diálogo entre un tirano y un poeta en torno a la literatura

-Bueno, a ver, ¿qué haces?
-Perdona, Schiavón, estaba pensando en voz alta.
-No, si por mí, puedes seguir.
-Le daba vueltas a la retórica.
-¿...?
-Es que yo entiendo que la literatura -y creo que todo es literatura- se nutre de tres componentes que, por orden de importancia, son: la retórica, la sensibilidad y la inteligencia.
-Desmenuza, por favor.
-Entiendo por retórica el dominio del lenguaje; por sensibiliodad, la capacidad de sorprenderse y fabular; por inteligencia el saber ordenar lo escrito.
-Arnaldo..., me da la sensación de que todos los que habláis de literatura decís excactamente lo mismo.
-Siempre se dice lo mismo.
-Entonces, ¿por qué estamos perdiendo el tiempo?
-Tú no ganas ni pierdes el tiempo.
-Bueno, era una forma de expresarme.
-Exactamente..., como todo. La literatura es el catálogo de las formas de expresarse.
-Luego... ¿todas las obras dicen lo mismo?
-Se diferencian en el número de palabras que necesitan para decirlo y en el orden que se establece entre ellas.