Ir al contenido principal

Un plan diario

"No hay nada como una buena pelea para empezar el día. Esa es mi filosofía. Empezar con una buena pelea y terminar con una mala mujer."

(Rod Lauren en The Gun Hawk, 1963, de Edward Ludwig).

Comentarios

  1. Muy bueno... Aunque todos los días en ese plan sería un poco cansino ¿no?

    [Tengo que confesar una cosa, don Jorge: desde que ha puesto la foto ahí arriba a la derecha me cuesta atreverme a comentar, porque le veo ahí tan serio, no sé, tan profesor, que me da reparo soltar mis chorradas habituales... Como si me fuese a echar de clase, o del blog.]

    ResponderEliminar
  2. Ya le dije a mi hijo, que es quien me hizo la foto, que quedaba serio, pero me contestó que era la cara que tenía. Así que, amigo conde-duque, te sugiero que., por el momento, te olvides de mi jeta "profesoral" y sigas enviando tus jugosos comentarios que siempre son bienvenidos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. La vida es una pelea, metafóricamente hablando. Lo magnífico, y a veces heróico, es que seguimos "peleando" aun sabiendo que estamos condenados a perder la última batalla. ¿O tal vez no? Si uno es de ideas religiosas acaso pueda pensar: "Sólo mueren los vivos, sólo viven los muertos".
    En mi caso, prefiero batallar pacíficamente de día y reposar tiernamente con una buena mujer al caer la noche. Y de madrugada...
    Estimado Jorge Ordaz, la foto confirma mi intuición de que es usted persona sabia y entrañable.
    Un sincero y cordial saludo.
    Bernardo Rivero.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Bernardo, por tus palabras.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

Un poema de Pizarnik

OJOS PRIMITIVOS

     En donde el miedo no cuenta cuentos y poemas, no forma figuras de terror y de gloria.

     Vacío gris es mi nombre, mi pronombre.

     Conozco la gama de los miedos y ese comenzar a cantar despacito en el desfiladero que reconduce hacia mi desconocida que soy, mi emigrante de sí.

     Escribo contra el miedo. Contra el viento con garras que se aloja en mi respiración.

     Y cuando por la mañana temes encontrarte muerta (y que no haya más imágenes): el silencio de la comprensión, el silencio del mero estar, en esto se van los años, en esto se fue la bella alegría animal.

(Alejandra Pizarnik, Nombres y figuras, Picazo, Barcelona, 1969).