Ir al contenido principal

Un plan diario

"No hay nada como una buena pelea para empezar el día. Esa es mi filosofía. Empezar con una buena pelea y terminar con una mala mujer."

(Rod Lauren en The Gun Hawk, 1963, de Edward Ludwig).

Comentarios

  1. Muy bueno... Aunque todos los días en ese plan sería un poco cansino ¿no?

    [Tengo que confesar una cosa, don Jorge: desde que ha puesto la foto ahí arriba a la derecha me cuesta atreverme a comentar, porque le veo ahí tan serio, no sé, tan profesor, que me da reparo soltar mis chorradas habituales... Como si me fuese a echar de clase, o del blog.]

    ResponderEliminar
  2. Ya le dije a mi hijo, que es quien me hizo la foto, que quedaba serio, pero me contestó que era la cara que tenía. Así que, amigo conde-duque, te sugiero que., por el momento, te olvides de mi jeta "profesoral" y sigas enviando tus jugosos comentarios que siempre son bienvenidos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. La vida es una pelea, metafóricamente hablando. Lo magnífico, y a veces heróico, es que seguimos "peleando" aun sabiendo que estamos condenados a perder la última batalla. ¿O tal vez no? Si uno es de ideas religiosas acaso pueda pensar: "Sólo mueren los vivos, sólo viven los muertos".
    En mi caso, prefiero batallar pacíficamente de día y reposar tiernamente con una buena mujer al caer la noche. Y de madrugada...
    Estimado Jorge Ordaz, la foto confirma mi intuición de que es usted persona sabia y entrañable.
    Un sincero y cordial saludo.
    Bernardo Rivero.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Bernardo, por tus palabras.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Finales felices

Brad Pitt: "¿Crees que esta historia tendrá un final feliz?"
Angelina Jolie: "Los finales felices son historias sin acabar."

(Sr. y Sra. Smith, 2005, de Doug Liman. Guion de Simon Kinberg).

Presente continuo

Para una historia de la literatura, el único criterio de valor debe ser el presente, quiero decir, lo que justifica históricamente a un escritor no es su permanencia en el aire de los tiempos sino que su realidad es una especie de presente continuo que lo hace contemporáneo en algunas épocas y lo oscurece en otras. Porque para nadie, en ningún tuempo, hay valores absolutos.

(Ricardo Piglia, Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación, Anagrana, 2015).

Luis Romero

Luis Romero (Barcelona, 1916-2009)  a principios de los años cincuenta.

A Luis Romero -de quien este año se cumple el centenario de su nacimiento- le sorprendió la. concesión del Premio Eugenio Nadal de 1951 durante su estancia en Argentina. La Noria era su primera novela (antes había publicado un libro de poemas, Cuerda tensa, y otro de viajes, Tabernas) y describe un día de Barcelona a través de treinta y seis personajes, sin contar otros secundarios o menos relevantes. Ya en su día, Eugenio de Nora destacó la influencia técnica de La colmena de Camilo José Cela y de la traducción al castellano (por José Salas Subirat) de Ulises, de James Joyce. Ambas novelas, que habían sido publicadas en Argentina, estaban muy en boga. Yo añadiría otra posible influencia cinematográfica: La ronde (1950), de Max Ophüls, basada en la obra de Arthur Schnitzler.
La novela de Romero (reeditada recientemente por la editorial Comanegra) combina el realismo objetivista y el monólogo interior. Los personaje…