Ir al contenido principal

Maristas (I): Los personajes

Medio "B". Primera fila, quinto por la izquierda: Enrique Vila Matas

1º "C". Primera fila, tercero por la izquierda: Jorge Ordaz Gargallo

4º "A". Tercera fila, tercero por la izquierda: Eduardo de Mendoza Garriga
(Boletín del Colegio "La Inmaculada", Hermanos Maristas, Barcelona. Junio 1957)


Los tres coincidimos en el mismo colegio, pero en cursos distintos. Seguramente me crucé con ellos varias veces a la entrada o a la salida del colegio; o quizás nos tropezásemos en el abarrotado patio a la hora del recreo. Estábamos allí, pero no nos conocimos. Los he conocido, personalmente, en Oviedo, al cabo de cincuenta años.
Mendoza y Vila-Matas nacieron en Barcelona; yo, también. Mendoza y Vila-Matas fueron al colegio "La Inmaculada"; yo, también. Mendoza y Vila-Matas han escrito novelas; yo, también. Mendoza y Vila-Matas son escritores consagrados; yo
Me pregunto cuál es el secreto del éxito de estos dos queridos y admirados colegas. Y creo que ya lo tengo.
La respuesta... mañana.

Comentarios

  1. Esperaremos a mañana.
    V-M

    ResponderEliminar
  2. Qué intriga...
    JLP

    ResponderEliminar
  3. A ver si del motivo podemos aprender algo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Un poquito de paciencia, amigos. (Espero no defraudaros demasiado).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Reconozco en la foto a Casamitjana y Ruiz. También a alguno más, pero sin nombre.
    Mi hermano es de esa promoción pero debía ir a otra clase del mismo curso. Es Enrique Maier Alsina (quizás le recuerdes).

    ResponderEliminar
  6. Miguel: recuerdo a tu hermano, era de mi promoción y coincidimos en otros clases.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

Un poema de Pizarnik

OJOS PRIMITIVOS

     En donde el miedo no cuenta cuentos y poemas, no forma figuras de terror y de gloria.

     Vacío gris es mi nombre, mi pronombre.

     Conozco la gama de los miedos y ese comenzar a cantar despacito en el desfiladero que reconduce hacia mi desconocida que soy, mi emigrante de sí.

     Escribo contra el miedo. Contra el viento con garras que se aloja en mi respiración.

     Y cuando por la mañana temes encontrarte muerta (y que no haya más imágenes): el silencio de la comprensión, el silencio del mero estar, en esto se van los años, en esto se fue la bella alegría animal.

(Alejandra Pizarnik, Nombres y figuras, Picazo, Barcelona, 1969).