Ir al contenido principal

Consejos de escritor

En la película Descubriendo a Forrester (2000), dirigida por Gus Van Sant y con guión de Mike Rich, Sean Connery interpreta a William Forrester, un veterano escritor que hace de mentor de un joven afroamericano que aspira a ser escritor. Entre los consejos que le da Forrester están estos dos:
"La primera regla para escribir es escribir".
"El primer borrador se escribe con el corazón; el segundo con la cabeza".

Comentarios

  1. Dos verdades muy claras. Siguiendo estas dos premisas uno termina haciendo lo que quiere. Escribir.
    Otra cosa es poder vivir de ello.
    Una abrazo

    ResponderEliminar
  2. Buena pelicula, tengo que volver a verla.

    Saludos

    Pd No me deja firmar como Rémora

    ResponderEliminar
  3. Si! tambien componiendo una cancion cuando no sale nada..uno recurre al sentir, lo que sea que se sienta, sin duda el corazon nos rescata ! luego vamos buscando las formas..algo paa no olvidar...y tambien cantando y cantando..(escibiendo escribiendo) el corazon asoma!!
    Pd: Su Blog me ha insipirado a seguir...Gracias

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

Un poema de Pizarnik

OJOS PRIMITIVOS

     En donde el miedo no cuenta cuentos y poemas, no forma figuras de terror y de gloria.

     Vacío gris es mi nombre, mi pronombre.

     Conozco la gama de los miedos y ese comenzar a cantar despacito en el desfiladero que reconduce hacia mi desconocida que soy, mi emigrante de sí.

     Escribo contra el miedo. Contra el viento con garras que se aloja en mi respiración.

     Y cuando por la mañana temes encontrarte muerta (y que no haya más imágenes): el silencio de la comprensión, el silencio del mero estar, en esto se van los años, en esto se fue la bella alegría animal.

(Alejandra Pizarnik, Nombres y figuras, Picazo, Barcelona, 1969).