Ir al contenido principal

Premios de la AEA

Ayer se entregaron en Oviedo los IX Premios de la Crítica 2007, de la Asociación de Escritores de Asturias. Mis felicitaciones a los premiados en sus distintas modalidades: Antón García, Inés Toledo, Cristina Muñiz Martín, Mónica Rodríguez, Diego Medrano, Alfonso Fernández Tresguerres, Severino Antuña, Vicente García Oliva y Antonio Valle. Este último recogió, como coordinador del libro colectivo Mensajes de un mundo dibujado, el premio de narrativa en castellano, concedido por el "concepto innovador del proyecto, que propicia la interacción de la obra pictórica de José Carlos Álvarez Cabrero con treinta y dos escritores". Entre estos treinta y dos se encuentra un servidor. Así pues, por la pequeña parte que me toca, gracias.
El III Premio de las Letras de Asturias, a toda una trayectoria literaria, recayó en Luis Fernández Roces. Me parece un justo y merecido galardón, y desde aquí le envío mi más sincera enhorabuena y un fuerte abrazo.

Comentarios

Entradas populares

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

Un poema de Pizarnik

OJOS PRIMITIVOS

     En donde el miedo no cuenta cuentos y poemas, no forma figuras de terror y de gloria.

     Vacío gris es mi nombre, mi pronombre.

     Conozco la gama de los miedos y ese comenzar a cantar despacito en el desfiladero que reconduce hacia mi desconocida que soy, mi emigrante de sí.

     Escribo contra el miedo. Contra el viento con garras que se aloja en mi respiración.

     Y cuando por la mañana temes encontrarte muerta (y que no haya más imágenes): el silencio de la comprensión, el silencio del mero estar, en esto se van los años, en esto se fue la bella alegría animal.

(Alejandra Pizarnik, Nombres y figuras, Picazo, Barcelona, 1969).