Ir al contenido principal

Margarit

Le han dado a Joan Margarit el Premio Nacional de Poesía 2008 por su libro Casa de Misericordia. Se lo merece y me alegro, porque Margarit es un gran poeta tanto en catalán como en castellano.
Ha dicho el poeta que ha obtenido el premio "por los designios del azar". Tal vez. El azar es sabio a veces.

Comentarios

  1. Cuanta más poesía leo más falsa me parece porque me doy cuenta de que está reflexionada. El 90% de la poesía no es poesía. La poesía es algo más que escribir "cuchillo de luz", "la señal de peligro de tus ojos azules", "sentirte en la brisa de un instante"... eso lo puede hacer cualquiera y no se saca nada de ahí, está vacío.

    El poeta de verdad no piensa para escribir, simplemente descarga.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Otro del que tengo que leer algo, en fin esto de haber estado tanto tiempo sin leer tiene estas cosas tan vergonzantes

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9/10/08 0:30

    Joan Margarit es un poeta muy muy bueno. Me alegro mucho de esos premios bien dados.
    Un abrazo:
    JLP

    ResponderEliminar
  4. Creo, condonumbilical, que toda poesía está o debiera estar "reflexionada"; lo que ocurre es que no siempre se logra transmitir o se expresa bien. El lenguaje es muy importante, y ciertamente no todo consiste en hilar unas cuantas metáforas más o menos "poéticas".
    Lo que hace que Margarit sea un gran poeta es, a mi entender, que sabe transmitir, y además lo hace con un lenguaje que es "verdadero".
    Saludos a todos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un poema de Pizarnik

OJOS PRIMITIVOS

     En donde el miedo no cuenta cuentos y poemas, no forma figuras de terror y de gloria.

     Vacío gris es mi nombre, mi pronombre.

     Conozco la gama de los miedos y ese comenzar a cantar despacito en el desfiladero que reconduce hacia mi desconocida que soy, mi emigrante de sí.

     Escribo contra el miedo. Contra el viento con garras que se aloja en mi respiración.

     Y cuando por la mañana temes encontrarte muerta (y que no haya más imágenes): el silencio de la comprensión, el silencio del mero estar, en esto se van los años, en esto se fue la bella alegría animal.

(Alejandra Pizarnik, Nombres y figuras, Picazo, Barcelona, 1969).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).