Ir al contenido principal

Ya estoy aquí

"Aunque perseguido implacablemente hasta la etérea cima de esta casa, he frustrado las malévolas maquinaciones de nuestros enemigos. Resumiendo: ya estoy aquí."

(W.C. Fields -Mr. Micawber- en David Copperfield, 1935, de George Cukor)

Comentarios

  1. Bienvenido de nuevo. Todo un gusto.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2/9/08 21:31

    Bienvenido. Se te ha echado en falta. Un abrazo.
    JLP

    ResponderEliminar
  3. Gracias, amigos. Es un placer contar con vosotros de lectores.

    ResponderEliminar
  4. Hola, acabo de leer Las confesiones de un bibliófago ( me ha gustado mucho) y en mi vlok, Biblioaprenent, voy poniendo Frases sobre Bibliofília.
    De tu libro he escogido unas cuantas frases para colocarlas en mi vlok, pero quisiera hacerlo con tu permiso. Por cierto tu libro no lo encuentro en venta y el que he leído me llega desde una biblioteca ( Sant Cugat)que no es la de mi ciudad ( Vilanova i la Geltrú).Gracias y hasta otra. Xavierqs

    ResponderEliminar
  5. Amigo biblioaprenent, ¡bienvenido al club del bibliófago! Me alegro de que te haya gustado el libro y, por supuesto, tienes mi permiso para reproducir las frases que quieras.
    Actualmente el libro es bastante difícil de encontrar, pero puedes intentarlo por internet en www.iberlibro.com Bona sort!

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Jorge, lo intentaré, vale la pena.
    Hasta otra.
    Xavierqs.
    PD.iré poniendo frases de tu libro, aunque más que frases serán párrafos de 10-15 líneas ( + - ), y poniendo de donde salen.

    ResponderEliminar
  7. De acuerdo. Ya me avisarás cuando salga la primera.

    ResponderEliminar
  8. Hace 20 años me regalaron las Confesiones de un bibliófago y aun conservo el buen sabor de boca.
    Hoy me he llevado una gran alegría al descubrir su Blog
    Muchísimas gracias, hace muchos años que estoy en deuda con Jorge Ordaz.

    Carlos Rey
    www.aquiseencuaderna.com

    ResponderEliminar
  9. Como por un golpe de la casualidad, leo en hoyesarte.com la noticia de la salida al mercado librario del título "Nueva historia natural de la destrucción de libros" (Fernando Báez. Ed. Destino).
    Automáticamente mi disco duro se ha ido al año 89 cuando disfruté con las confesiones de un bibliófago hasta el punto de ragalar a todo mi entorno de bibliófilos aficionados y profesionales un ejemplar y quedarme yo sin él. Generosidad de los lectores....
    Por supuesto, he recomendado el libro en hoyesarte.com, pues seguro que al autor de la Historia natural.... no se le ha ocurrido hablar de los ejemplares fagocitados e inconfesables.

    De rebote, he buscado en la red y acabo de llegar ¡al blog de Jorge Ordaz! Gracias por seguir existiendo no solo en mi memoria.

    Un saludo
    MATALOBOS

    ResponderEliminar
  10. un poco tarde, sólo para decir que ya compré el libro hace tiempo y no me lo he comido, de momento.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Finales felices

Brad Pitt: "¿Crees que esta historia tendrá un final feliz?"
Angelina Jolie: "Los finales felices son historias sin acabar."

(Sr. y Sra. Smith, 2005, de Doug Liman. Guion de Simon Kinberg).

Presente continuo

Para una historia de la literatura, el único criterio de valor debe ser el presente, quiero decir, lo que justifica históricamente a un escritor no es su permanencia en el aire de los tiempos sino que su realidad es una especie de presente continuo que lo hace contemporáneo en algunas épocas y lo oscurece en otras. Porque para nadie, en ningún tuempo, hay valores absolutos.

(Ricardo Piglia, Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación, Anagrana, 2015).

Luis Romero

Luis Romero (Barcelona, 1916-2009)  a principios de los años cincuenta.

A Luis Romero -de quien este año se cumple el centenario de su nacimiento- le sorprendió la. concesión del Premio Eugenio Nadal de 1951 durante su estancia en Argentina. La Noria era su primera novela (antes había publicado un libro de poemas, Cuerda tensa, y otro de viajes, Tabernas) y describe un día de Barcelona a través de treinta y seis personajes, sin contar otros secundarios o menos relevantes. Ya en su día, Eugenio de Nora destacó la influencia técnica de La colmena de Camilo José Cela y de la traducción al castellano (por José Salas Subirat) de Ulises, de James Joyce. Ambas novelas, que habían sido publicadas en Argentina, estaban muy en boga. Yo añadiría otra posible influencia cinematográfica: La ronde (1950), de Max Ophüls, basada en la obra de Arthur Schnitzler.
La novela de Romero (reeditada recientemente por la editorial Comanegra) combina el realismo objetivista y el monólogo interior. Los personaje…