Ir al contenido principal

Ya estoy aquí

"Aunque perseguido implacablemente hasta la etérea cima de esta casa, he frustrado las malévolas maquinaciones de nuestros enemigos. Resumiendo: ya estoy aquí."

(W.C. Fields -Mr. Micawber- en David Copperfield, 1935, de George Cukor)

Comentarios

  1. Bienvenido de nuevo. Todo un gusto.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2/9/08 21:31

    Bienvenido. Se te ha echado en falta. Un abrazo.
    JLP

    ResponderEliminar
  3. Gracias, amigos. Es un placer contar con vosotros de lectores.

    ResponderEliminar
  4. Hola, acabo de leer Las confesiones de un bibliófago ( me ha gustado mucho) y en mi vlok, Biblioaprenent, voy poniendo Frases sobre Bibliofília.
    De tu libro he escogido unas cuantas frases para colocarlas en mi vlok, pero quisiera hacerlo con tu permiso. Por cierto tu libro no lo encuentro en venta y el que he leído me llega desde una biblioteca ( Sant Cugat)que no es la de mi ciudad ( Vilanova i la Geltrú).Gracias y hasta otra. Xavierqs

    ResponderEliminar
  5. Amigo biblioaprenent, ¡bienvenido al club del bibliófago! Me alegro de que te haya gustado el libro y, por supuesto, tienes mi permiso para reproducir las frases que quieras.
    Actualmente el libro es bastante difícil de encontrar, pero puedes intentarlo por internet en www.iberlibro.com Bona sort!

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Jorge, lo intentaré, vale la pena.
    Hasta otra.
    Xavierqs.
    PD.iré poniendo frases de tu libro, aunque más que frases serán párrafos de 10-15 líneas ( + - ), y poniendo de donde salen.

    ResponderEliminar
  7. De acuerdo. Ya me avisarás cuando salga la primera.

    ResponderEliminar
  8. Hace 20 años me regalaron las Confesiones de un bibliófago y aun conservo el buen sabor de boca.
    Hoy me he llevado una gran alegría al descubrir su Blog
    Muchísimas gracias, hace muchos años que estoy en deuda con Jorge Ordaz.

    Carlos Rey
    www.aquiseencuaderna.com

    ResponderEliminar
  9. Como por un golpe de la casualidad, leo en hoyesarte.com la noticia de la salida al mercado librario del título "Nueva historia natural de la destrucción de libros" (Fernando Báez. Ed. Destino).
    Automáticamente mi disco duro se ha ido al año 89 cuando disfruté con las confesiones de un bibliófago hasta el punto de ragalar a todo mi entorno de bibliófilos aficionados y profesionales un ejemplar y quedarme yo sin él. Generosidad de los lectores....
    Por supuesto, he recomendado el libro en hoyesarte.com, pues seguro que al autor de la Historia natural.... no se le ha ocurrido hablar de los ejemplares fagocitados e inconfesables.

    De rebote, he buscado en la red y acabo de llegar ¡al blog de Jorge Ordaz! Gracias por seguir existiendo no solo en mi memoria.

    Un saludo
    MATALOBOS

    ResponderEliminar
  10. un poco tarde, sólo para decir que ya compré el libro hace tiempo y no me lo he comido, de momento.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

Un poema de Pizarnik

OJOS PRIMITIVOS

     En donde el miedo no cuenta cuentos y poemas, no forma figuras de terror y de gloria.

     Vacío gris es mi nombre, mi pronombre.

     Conozco la gama de los miedos y ese comenzar a cantar despacito en el desfiladero que reconduce hacia mi desconocida que soy, mi emigrante de sí.

     Escribo contra el miedo. Contra el viento con garras que se aloja en mi respiración.

     Y cuando por la mañana temes encontrarte muerta (y que no haya más imágenes): el silencio de la comprensión, el silencio del mero estar, en esto se van los años, en esto se fue la bella alegría animal.

(Alejandra Pizarnik, Nombres y figuras, Picazo, Barcelona, 1969).