Ir al contenido principal

Conradiana, ahora en edición impresa

Finalmente me decidí a dar a la imprenta las entradas que, con la etiqueta de "Conradiana", se fueron publicando en este blog el año pasado. El resultado ha sido un folleto de 28 páginas, en edición privada de 65 ejemplares, numerados y fimados por el autor. Descontando los ejemplares de Conradiana entregados a familiares, amigos, colegas y otros compromisos, todavía me quedan unos doce disponibles. Aquellos que desen tener un ejemplar solo tienen que mandar su petición a mi correo electrónico (ordazg@hotmail.com), indicando nombre y dirección donde enviarlo. Las peticiones se irán cumplimentando por orden cronológico, y se enviarán, gratuitamente, por correo postal. Espero que os guste.

Comentarios

  1. Vaya por delante mi enhorabuena por la decisión y el resultado. Si te sobra algún ejemplar me encantaría sumarlo al de tu Melitensia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Ya tenía un ejemplar reservado para ti, así que te llegará pronto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. He cursado ya mi petición.
    Espero impaciente estar entre los afortunados.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Cómo no iba a reservarte un ejemplar, Diarios dde Rayuela, si Conradiana lleva al frente tu poema "Sondaleza".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Pues yo también me apunto. Espero que quede algíun ejemplar para disfrutar con tus textos impresos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, don Jorge. Ya lo he recibido. Ha quedado precioso.
    Una gozada de lectura y una verdadera joya para bibliófilos.
    Lo dicho: muchas gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. No imaginaba que me llegaría tan pronto, pero esta mañana ahi estaba, en el buzón.

    Muchas gracias, toda una joya.

    ResponderEliminar
  8. Es un placer compartir estos textos con lectores como vosotros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. A mi también me gustaría, pero no sé si llego a tiempo...

    ResponderEliminar
  10. Teresa, todavía queda alguno; de modo que si me envías un correo a ordazg@hotmail.com diciéndome tus señas postales te lo mandaré.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

Un poema de Pizarnik

OJOS PRIMITIVOS

     En donde el miedo no cuenta cuentos y poemas, no forma figuras de terror y de gloria.

     Vacío gris es mi nombre, mi pronombre.

     Conozco la gama de los miedos y ese comenzar a cantar despacito en el desfiladero que reconduce hacia mi desconocida que soy, mi emigrante de sí.

     Escribo contra el miedo. Contra el viento con garras que se aloja en mi respiración.

     Y cuando por la mañana temes encontrarte muerta (y que no haya más imágenes): el silencio de la comprensión, el silencio del mero estar, en esto se van los años, en esto se fue la bella alegría animal.

(Alejandra Pizarnik, Nombres y figuras, Picazo, Barcelona, 1969).