Ir al contenido principal

Conradiana (VI): "Uno de los nuestros"

Cualquiera que haya leído la novela Lord Jim (1900) -sin duda una de las mejores y más representativas obras de Joseph Conrad-, se habrá dado cuenta de la insistencia con la que el narrador Marlow se refiere al protagonista de la historia, Tuan Jim, como "uno de los nuestros". Hasta tres o cuatro veces lo repite a lo largo de la obra. Sin embargo, el autor no nos proporciona ninguna explicación acerca de esta expresión. Deja libre al lector para que desentrañe su significado. Así pues, uno puede pensar, por ejemplo, que la expresión hace referencia a que Jim es, pese a todo, un blanco en medio de orientales. Pero es solo una posibilidad.
Recientemente el crítico Brian Thompson, en un artículo sobre Lord Jim aparecido en The Times Literary Supplement, alude a "one of us" (en inglés, en el original) y dice: "Aún después de 300 páginas o más, no podemos estar seguros de lo que la frase significa"; lo que ha dado pie a que, en el número del TLS correspondiente al 14 de septiembre, el escritor Jeffrey Meyers, autor de una biografía de Conrad publicada en 1991, salga al paso del comentario de Thompson creyendo saber de dónde proviene la frase de marras. Según Meyers, Conrad la habría sacado de la Biblia, concretamente del Génesis, 3:22, en donde Dios dice a los ángeles después de que Adán haya probado el fruto prohibido: "He aquí que el hombre ha llegado a ser como uno de nosotros, conociendo el bien y el mal...". Sin duda Conrad conocía las Sagradas Escrituras, pero aún así, ¿es ésta la fuente u origen de la frase? La duda persiste. Por mi parte siempre he creído que "uno de los nuestros", dicho por Marlow y aplicado a Jim, tenía que ver con un sentido de pertenencia y lealtad a un grupo determinado. Una especie de esprit de corps entre pilotos del British Merchant Service. Quién sabe. En cualquier caso esas son, por enigmáticas, algunas de las razones que nos incitan a releer a Joseph Conrad, uno de los nuestros.

Comentarios

  1. Siempre he pensado en 'era uno de los nuestros' como un sentimiento de pertenencia a un grupo, quizá más amplio que el que propones, el de los hombres de la mar. La posibilidad bíblica me parece bastante más forzada, y la del blanco entre otras razas para mi no tiene fuerza: es un grupo demasiado extenso como para suscitar ningún deseo de pertenencia.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Criterion

  Sin lugar a dudas, The Criterion , fundado y editado por T. S. Eliot en 1922, es una de las mejores revistas literarias británicas del siglo XX. La nómina de colaboradores que tuvo este magazine trimestral, hasta su último número publicado en 1939, conforma un catálogo bastante representativo de lo más granado de la intelectualidad, no solo británica, del período de entreguerras. En sus páginas escribieron luminarias como Pound, Yeats, Proust o Valéry, por citar solo cuatro.   El primer número de The Criterion , salido en octubre de aquel annus mirabilis , es realmente impactante y marca el sello característico de su editor, expresado a través de sus "Commentary"; a saber, la compatibilidad entre una ideología ideología católica y conservadora y una defensa a ultranza de la vanguardia modernista. En este ya mítico número 1, se incluye, por ejemplo, la primera aparición en letra impresa de The Waste Land de Eliot, y la crítica encomiástica de Valéry Larbaud del Ulises, de

Escritura y moral

  La primera obligación de un escritor es tratar todos los temas con la más elevada, la más digna y la más valiente de las disposiciones (...) El espíritu con el que se aborda un tema, un ingrediente relevante en cualquier tipo de literatura, es de absoluta importancia si hablamos de obras de ficción, reflexión o poesía, pues ahí no solo da color, sino que de por sí elige los hechos; no solo modifica, sino que conforma a la obra (...) No rechazamos una obra maestra aunque estemos preparados para detectar sus defectos; sobre todo, no nos preocupa encontrar sus defectos, sino sus méritos: Por supuesto no hay libro perfecto, ni siquiera en su concepción, pero no hay duda de que hay muchos que hacen disfrutar al lector, que le hacen mejorar en su vida o que le levantan el espíritu (...) En literatura, como en todo lo que hacemos, nunca podemos esperar la perfección. Lo único que cabe es hacer todo lo posible  porque así sea, y para ello solo hay una regla: lo que pueda hacerse despacio no

Un poema de David González

  David González (1964-2023)   PESADILLAS   últimamente mis sueños suelen ser auténticas pesadillas   mejor así:   no me asusto tanto al despertar.  (David González, Sembrando hogueras . Bartleby, 2001)