Ir al contenido principal

Diálogo de barra

Daniel Taradash fue guionista de algunas memorables películas de los años cincuenta: Encubridora (Fritz Lang, 1952), De aquí a la eternidad (Fred Zinnemann, 1953) y Picnic (Joshua Logan, 1955). En 1952 escribió el guión de Niebla en el alma, dirigida por Roy Baker y protagonizada por Richard Widmark y Marilyn Monroe en su primer papel dramático.
En una de las escenas de la película Widmark, piloto de profesión que acaba de discutir con su novia en la barra del bar de un hotel, mantiene el siguiente diálogo con el camarero, interpretado por Willis Bouchey.

R.W. ¿Está casado?
W.B. Claro. Quién no.
R.W. ¿Usted y su mujer discuten constantemente?
W.B. Algunas veces ella duerme.
R.W. El 78% de los pilotos de las líneas aéreas Sky Way están casados. Si uno se casa se convierte en estadística.
W.B. Ya. Quédese soltero y acabará hablando con camareros.

Fin de la escena.

Comentarios

Entradas populares

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

Un poema de Pizarnik

OJOS PRIMITIVOS

     En donde el miedo no cuenta cuentos y poemas, no forma figuras de terror y de gloria.

     Vacío gris es mi nombre, mi pronombre.

     Conozco la gama de los miedos y ese comenzar a cantar despacito en el desfiladero que reconduce hacia mi desconocida que soy, mi emigrante de sí.

     Escribo contra el miedo. Contra el viento con garras que se aloja en mi respiración.

     Y cuando por la mañana temes encontrarte muerta (y que no haya más imágenes): el silencio de la comprensión, el silencio del mero estar, en esto se van los años, en esto se fue la bella alegría animal.

(Alejandra Pizarnik, Nombres y figuras, Picazo, Barcelona, 1969).