Ir al contenido principal

Un poema de Capetanakis

HISTORIA DE DETECTIVES
El desconocido salió de la casa a primera hora;
Un vecino oyó sus pasos entre dos sueños;
El cuerpo fue descubierto desparramado con flores;
Al parecer sus veladas eran demasiado apasionadas.
Solían estar juntos mucho tiempo;
El amigo vestía de negro, de aspecto distinguido
Dijo el portero; su esposa siempre pensó
Que eran muy simpáticos e interesados en la cocina.
Y tal vez esto fuera cierto. La noche anterior
Hicieron una sopa que resultó un gran éxito;
También bebieron cerveza y todo fue bien,
La charla, los besos y por último el ajedrez.
"¡Fue muy divertido!", dijeron; pero su verdadero amor
Palpitaba en sus pechos como pus que hay que sacar.
El portero encontró el arma y el guante,
Pero sólo nuestra desesperación puede encontrar el credo.
(Traducción: J.O.)
Nota: Demetrios Capetanakis nació en Esmirna, en 1912. Estudió en las universidades de Atenas y Heidelberg. En 1939 se instaló en Inglaterra. Escribió en griego y en inglés. Murió en Londres, de leucemia, en 1944. Detective story se halla incluido en el libro póstumo The Shores of Darkness (1949).

Comentarios

Entradas populares

Finales felices

Brad Pitt: "¿Crees que esta historia tendrá un final feliz?"
Angelina Jolie: "Los finales felices son historias sin acabar."

(Sr. y Sra. Smith, 2005, de Doug Liman. Guion de Simon Kinberg).

Presente continuo

Para una historia de la literatura, el único criterio de valor debe ser el presente, quiero decir, lo que justifica históricamente a un escritor no es su permanencia en el aire de los tiempos sino que su realidad es una especie de presente continuo que lo hace contemporáneo en algunas épocas y lo oscurece en otras. Porque para nadie, en ningún tuempo, hay valores absolutos.

(Ricardo Piglia, Los diarios de Emilio Renzi. Años de formación, Anagrana, 2015).

Luis Romero

Luis Romero (Barcelona, 1916-2009)  a principios de los años cincuenta.

A Luis Romero -de quien este año se cumple el centenario de su nacimiento- le sorprendió la. concesión del Premio Eugenio Nadal de 1951 durante su estancia en Argentina. La Noria era su primera novela (antes había publicado un libro de poemas, Cuerda tensa, y otro de viajes, Tabernas) y describe un día de Barcelona a través de treinta y seis personajes, sin contar otros secundarios o menos relevantes. Ya en su día, Eugenio de Nora destacó la influencia técnica de La colmena de Camilo José Cela y de la traducción al castellano (por José Salas Subirat) de Ulises, de James Joyce. Ambas novelas, que habían sido publicadas en Argentina, estaban muy en boga. Yo añadiría otra posible influencia cinematográfica: La ronde (1950), de Max Ophüls, basada en la obra de Arthur Schnitzler.
La novela de Romero (reeditada recientemente por la editorial Comanegra) combina el realismo objetivista y el monólogo interior. Los personaje…