Ir al contenido principal

Pasos en la arena

Como ocurrió con otros autores de renombre, el recuerdo de Remy de Gourmont se desvaneció pronto tras su muerte. Sus novelas, que le dieron fama en su día, hoy nos parecen demasiado erosionadas por el tiempo. Sin embargo, su prestigio como crítico y ensayista ha permanecido inalterable aunque con altibajos. Ahora, esta pequeña y benemérita editorial que es Periférica, después de regalarnos con Rivarol, nos dispensa un libro de Gourmont, Pasos en la arena, que reúne, en edición y traducción de Luis Eduerdo Rivera, una selección de sus mejores aforismos y pensamientos. Una fuente de lúcida inteligencia.
He aquí, para abrir boca, algunos de ellos:
- Existen cosas de las que hay que tener el coraje de no escribir.
- El hombre es un animal que ha logrado serlo, eso es todo.
- Si quieres hacer filosofía, conócete a ti mismo; pero si quieres hacer fortuna, conoce a los demás.
- Se debe escribir bien, pero es preferible expresar un pensamiento sin arte aunque con claridad, que decirlo de una manera confusa y embrollada.
(Por cierto, que esta última sentencia se complementa con otra de Paul Léautaud, autor de una aguda semblanza de Gourmont que se incluye en este libro, y que dice: "Es así como uno debe escribir: nítido, breve, una frase para cada idea, y al diablo con la música".)
- Es posible que la la frase más intuitiva y trascendente que se haya escrito a finales del siglo XIX sea esta frase de Renan, que dice: "La evolución de Europa marcha hacia un cierto americanismo".
¡Visionario Renan! ¡No menos visionario Gourmont!

Comentarios

  1. "Es así como uno debe escribir: nítido, breve, una frase para cada idea, y al diablo con la música". No sé, no sé... Estoy de acuerdo con el fondo de la idea, pero no veo tan clara su rotundidad.
    La nitidez y la brevedad no son incompatibles con la música (en cierto modo, implican ya una forma musical). Y en una frase, por muy corta que sea, puede (o debe) caber más de una idea.
    (A lo mejor es lo que tienen algunos aforismos: que necesitarían una explicación).

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

Un poema de Pizarnik

OJOS PRIMITIVOS

     En donde el miedo no cuenta cuentos y poemas, no forma figuras de terror y de gloria.

     Vacío gris es mi nombre, mi pronombre.

     Conozco la gama de los miedos y ese comenzar a cantar despacito en el desfiladero que reconduce hacia mi desconocida que soy, mi emigrante de sí.

     Escribo contra el miedo. Contra el viento con garras que se aloja en mi respiración.

     Y cuando por la mañana temes encontrarte muerta (y que no haya más imágenes): el silencio de la comprensión, el silencio del mero estar, en esto se van los años, en esto se fue la bella alegría animal.

(Alejandra Pizarnik, Nombres y figuras, Picazo, Barcelona, 1969).