Ir al contenido principal

Pasos en la arena

Como ocurrió con otros autores de renombre, el recuerdo de Remy de Gourmont se desvaneció pronto tras su muerte. Sus novelas, que le dieron fama en su día, hoy nos parecen demasiado erosionadas por el tiempo. Sin embargo, su prestigio como crítico y ensayista ha permanecido inalterable aunque con altibajos. Ahora, esta pequeña y benemérita editorial que es Periférica, después de regalarnos con Rivarol, nos dispensa un libro de Gourmont, Pasos en la arena, que reúne, en edición y traducción de Luis Eduerdo Rivera, una selección de sus mejores aforismos y pensamientos. Una fuente de lúcida inteligencia.
He aquí, para abrir boca, algunos de ellos:
- Existen cosas de las que hay que tener el coraje de no escribir.
- El hombre es un animal que ha logrado serlo, eso es todo.
- Si quieres hacer filosofía, conócete a ti mismo; pero si quieres hacer fortuna, conoce a los demás.
- Se debe escribir bien, pero es preferible expresar un pensamiento sin arte aunque con claridad, que decirlo de una manera confusa y embrollada.
(Por cierto, que esta última sentencia se complementa con otra de Paul Léautaud, autor de una aguda semblanza de Gourmont que se incluye en este libro, y que dice: "Es así como uno debe escribir: nítido, breve, una frase para cada idea, y al diablo con la música".)
- Es posible que la la frase más intuitiva y trascendente que se haya escrito a finales del siglo XIX sea esta frase de Renan, que dice: "La evolución de Europa marcha hacia un cierto americanismo".
¡Visionario Renan! ¡No menos visionario Gourmont!

Comentarios

  1. "Es así como uno debe escribir: nítido, breve, una frase para cada idea, y al diablo con la música". No sé, no sé... Estoy de acuerdo con el fondo de la idea, pero no veo tan clara su rotundidad.
    La nitidez y la brevedad no son incompatibles con la música (en cierto modo, implican ya una forma musical). Y en una frase, por muy corta que sea, puede (o debe) caber más de una idea.
    (A lo mejor es lo que tienen algunos aforismos: que necesitarían una explicación).

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Nuevo libro

"Este texto es la historia del reencuentro con un autor que me ha acompañado con intermitencias durante cincuenta años, y cuya vida, personalidad y obra literaria me resultan especialmente fascinantes. Pero no es solo eso. En cierta forma Prokosch también es el pretexto para hablar de escritura y libros. Del oficio de escritor. Del éxito y del fracaso. De críticas y rechazos. De realidad y ficción. Del azar. De máscaras. Esto es, de vida y literatura."


Cuando se apaga la luz

"Ningún hombre es listo cuando una mujer apaga la luz".

(Barry Sullivan en Mujer inteligente, 1948, de Edward A. Blatt. Guion de Alvah Bessie y otros).

Diálogo entre un tirano y un poeta en torno a la literatura

-Bueno, a ver, ¿qué haces?
-Perdona, Schiavón, estaba pensando en voz alta.
-No, si por mí, puedes seguir.
-Le daba vueltas a la retórica.
-¿...?
-Es que yo entiendo que la literatura -y creo que todo es literatura- se nutre de tres componentes que, por orden de importancia, son: la retórica, la sensibilidad y la inteligencia.
-Desmenuza, por favor.
-Entiendo por retórica el dominio del lenguaje; por sensibiliodad, la capacidad de sorprenderse y fabular; por inteligencia el saber ordenar lo escrito.
-Arnaldo..., me da la sensación de que todos los que habláis de literatura decís excactamente lo mismo.
-Siempre se dice lo mismo.
-Entonces, ¿por qué estamos perdiendo el tiempo?
-Tú no ganas ni pierdes el tiempo.
-Bueno, era una forma de expresarme.
-Exactamente..., como todo. La literatura es el catálogo de las formas de expresarse.
-Luego... ¿todas las obras dicen lo mismo?
-Se diferencian en el número de palabras que necesitan para decirlo y en el orden que se establece entre ellas.