Ir al contenido principal

La frontera invisible

De vez en cuando aparece en la prensa algún artículo que habla de Portugal. Ahora, con motivo de la visita oficial del presidente Cavaco Silva he leído unos cuantos. Se habla, una vez más, de historia compartida, desunión y federalismo ibérico. En un de los artículos se cita a Gaziel: "Pocas veces la insensatez humana habrá establecido una división más falsa". Me recuerda un párrafo que encontré, sorprendentemente, en un libro de geología (Lecciones de Geologia, de Francisco de Luxán, Madrid, 1841). Dice así: "Los límites geográfico-geológicos no siempre coinciden con los políticos de las naciones: los más son artificiales, debidos a las convenciones de los hombres, y sujetos a error, y base de disgustos y de guerras interminables. Y ciertamente, si los consejeros de Felipe IV hubieran sabido Geología, a falta de amor patrio y de corazón español, habrían preferido mil veces la muerte a la mengua de firmar la separación de Portugal".

Comentarios

Entradas populares

Un poema de Pizarnik

OJOS PRIMITIVOS

     En donde el miedo no cuenta cuentos y poemas, no forma figuras de terror y de gloria.

     Vacío gris es mi nombre, mi pronombre.

     Conozco la gama de los miedos y ese comenzar a cantar despacito en el desfiladero que reconduce hacia mi desconocida que soy, mi emigrante de sí.

     Escribo contra el miedo. Contra el viento con garras que se aloja en mi respiración.

     Y cuando por la mañana temes encontrarte muerta (y que no haya más imágenes): el silencio de la comprensión, el silencio del mero estar, en esto se van los años, en esto se fue la bella alegría animal.

(Alejandra Pizarnik, Nombres y figuras, Picazo, Barcelona, 1969).

Nadie acaba como empieza

Harold J. Stone: Recuerda que las personas cambian.
Don Murray: ¿Por qué?
Harold J. Stone: Los hombres, las mujeres, los juegos de cartas, los amigos en quien confías... Todos. Nadie acaba como empieza.

(Duelo en el barro, 1959, de Richard Fleischer. Guion de Alfred Hayes y A. B. Guthrie).

Un poema de Iglesias Díez

FINAL

Cuando el amor solo sea
un haz de quebradas luces,
entre tus dedos seguiré siendo
ceniza de Luna.

(Carlos Iglesias Díez, Pájaro herido. Bajamar Editores, 2018).